Apúntate al Eyelighter, la técnica o tendencia que apuesta por iluminar la mirada como si de la piel del rostro se tratara. Te enseñamos a hacerla


En los últimos años hemos visto cómo la tendencia de una piel glowy, iluminada y saludable ha ido ganando adeptos. Las técnicas de Strobing y Contouring ya forman parte de nuestro lenguaje beauty, mientras aparecen otras que buscan hacerse su propio hueco. La última en llegar es Eyelighter, la técnica o tendencia que apuesta por iluminar la mirada como si de la piel del rostro se tratara. «Gracias a la técnica Eyelighter conseguimos una mirada más amplia, brillante, bonita y rejuvenecida, y decimos adiós a los ojos aburridos y cansados. El secreto del look reside en el uso de sombras multicromáticas y su colocación estratégica: cuando la luz incide en estos pigmentos iridiscentes, ilumina y eleva los ojos, creando un juego de colores brillante y muy vibrante», explica la maquilladora Cristina Lobato.

Eyeligther
Instagram

La técnica Eyelighter consiste en crear una apariencia de mirada más despierta utilizando muy poco producto de maquillaje. La sombra de ojos multicromática, holográfica o iridiscente con ciertos toques nacarados se convierte en la elección más acertada, sencilla y fresca para sustituir al clásico smokey eyes. Esta técnica nos permite, además, sustituir la técnica de la banana y las sombras bien difuminadas, ya que recurre a pinceladas más suaves de tonos iridiscentes para lograr los mismos efectos de amplitud de la mirada.

Cómo aplicar la técnica Eyelighter según tus ojos

La técnica Eyelighter favorece a todo el mundo, independientemente de la forma o el tamaño de los ojos. «Simplemente hay que acertar con el tipo de producto, el color y el lugar de aplicación del mismo», afirma la maquilladora.

Tipo de producto, según el párpado:

Si tu párpado tiene firmeza y es bastante liso, opta por sombras multicromáticas de alta pigmentación y gran cobertura. Este tipo de sombras cambian su tono dependiendo de por dónde incide la luz o con el propio movimiento del rostro.

Si tu párpado tiene menos firmeza, más textura y pliegues, o incluso es un párpado encapotado o maduro, escoge una sombra en crema tipo mousse. Este tipo de sombras crean un efecto igual de refrescante y natural pero los pigmentos de luz tienen un enfoque más suave que va a ayudar a atenuar las imperfecciones de la piel del párpado. Así conseguiremos un párpado más fresco y rejuvenecido.

 La elección del color, según el tono de ojos:

Ojos verdes: escoge una sombra multicromática que vaya desde el blanco hacia el rosa, del rosa al champagne, y que en otro tipo de movimientos se vea de rosa a morado.
Para ojos negros o marrones oscuros: apuesta por una sombra multicromática que parta desde el blanco hacia los destellos azules, y de azules a morados.
Ojos oscuros + piel cálida: elige los tonos que vayan de marrón a champagne y de champagne a dorado.
Y los ojos oscuros + piel fría: también funcionan muy bien los tonos que van de los rosas a los morados.

Eyeligther
Instagram

¿En qué zonas podemos aplicar esta técnica?

En el caso de maquillar con sombras multicromáticas de alta pigmentación, aplicamos directamente el producto en el párpado móvil para crear dimensión y vamos difuminando hacia el párpado superior. Difuminamos más la zona interior del ojo para que quede con mayor luminosidad y dejamos mucha más concentración de color en la zona que va desde la mitad hacia el exterior del ojo.

Si optamos por maquillar con sombras en crema tipo mousse de pigmento más suave, aplicamos con un pincel plano y vamos difuminando por todo el párpado. De esta manera crearemos un resultado más uniforme y sin tanta dimensión.