Las temperaturas han subido drásticamente y… ¡ya casi estamos en las puertas del verano! ¿Esto que significa? Que a todas nos entran las prisas por sentirnos un poco más ligeras y perder algún que otro kilito de más que hemos ganado en los meses pasados para estar estupendas a la orilla del mar. Por suerte, cuando el calor aprieta lo que más nos apetece son batidos y zumos frescos, y comidas refrescantes e hidratantes que nos sacien rápidamente.

Entre los platos estrella en cuanto llega la época estival, sin duda, se encuentran las ensaladas. Aunque bien es cierto que en ocasiones nos resultan algo aburridas y acabamos abusando de salsas llenas de grasa. Pero eso se acabó. Porque Laura Matamoros nos acaba de descubrirnos la receta de su ensalada preferida. Y además de ser muy completa y nutritiva, es de lo más sabrosa (y no aporta apenas calorías). Toma buena nota porque seguro que tú también la vas a querer.

Prueba la ensalada favorita de Laura Matamoros y cuida tu línea mientras disfrutas

Desde que diese a luz a su segundo hijo el pasado 27 de diciembre, la influencer no ha parado en su afán por recuperar su silueta y verse mejor. El deporte se ha convertido fundamental en su día a día, pero también seguir una alimentación sana y equilibrada le ha permitido volver a presumir de tipazo. Y si te preguntas qué come Laura Matamoros un día normal, ahora tenemos la respuesta: ensalada.

Pero no una cualquiera, porque la hija de Kiko Matamoros no pasa en absoluto hambre. ¿Qué incluye su receta preferida? ¡De todo! Tomate azul, aguacate, cebolla, champiñones, canónigos y un aliño ligero de miel y mostaza.

Ya no hay excusas para comer mal en la oficina. Una vez que pruebes esta ensalada te vas a volver adicta. ¿Lo mejor? Apenas contiene calorías y está llena de beneficios saludables. Por ejemplo, el aguacate es rico en vitaminas, minerales, proteína, fibra y grasas buenas. Y ojo, porque según un estudio publicado en el Nutritional Journal, añadir medio aguacate a tu dieta diaria mantiene los kilos a raya. ¿La razón? Es sumamente saciante, ya que reduce en un 40% el deseo de picar algo en las 4 horas siguientes.