Las cremas y los tratamientos son los grandes aliados para evitar el envejecimiento, pero también te hablamos de otro truco de belleza imprescindible…. y el más barato de todos


La mayoría de los trucos para ralentizar el envejecimiento cutáneo y estar más sanos los tenemos a nuestro alcance. Las cremas y los tratamientos son una gran alternativa, pero si ponemos de nuestra parte y cambiamos ciertos hábitos todo irá mucho mejor. Ya hemos hablado muchas veces de los factores ambientales, de la mala alimentación o de la falta de hidratación como los grandes enemigos de la belleza. Pero también tenemos que sumar otros dos grandes enemigos de la piel: el estrés y no dormir.

Controla el estrés para tener buena piel
Desde la Clínica MIRA+CUETO nos dan las claves. Se sabe que el estrés crónico puede dar lugar a una disfunción del sistema inmune, estrés oxidativo y daño del ADN, factores vinculados con el envejecimiento de la piel. Pero no existe evidencia directa que demuestre que el estrés agrava el envejecimiento de la piel, esta relación aún no se ha establecido claramente.

Lo que sabemos es que el estrés psicológico-crónico estimula el sistema nervioso autónomo, sistema renina-angiotensina, y el eje hipotalámico-pituitario-adrenal (todos son ejes hormonales, activados por el estrés). Esta prolongada activación puede dar como resultado:
-Una disfunción inmunológica crónica.
-Aumento de la producción de radicales libres y daño del ADN, que contribuyen al envejecimiento de la piel.

Gtres

Dormir bien la mejor cura de belleza

Según nos revelan desde la Clínica MIRA+CUETO dormir bien es el mejor aliado anti edad. Algunos estudios han demostrado que dormir menos de cinco horas por noche se vincula con la aparición de más signos de envejecimiento y una reducción de la función barrera de la epidermis provocando mayor sequedad, irritación y arrugas en la piel.

Hay que dormir las horas suficientes y que el sueño sea reparador. Si tienes dificultades para conciliar el sueño puedes seguir unas sencillas pautas. Ponte una alarma para irte a dormir, hazle caso y no te quedes en la cama con el móvil o el iPad hasta altas horas de la madrugada. Además de dañar la piel, los aparatos electrónicos pueden provocar insomnio. Así que por mucha crema y retinol que te apliques antes de dormir, si no duermes, no te despertarás con buena cara. Porque la falta de sueño es uno de los mayores enemigos de la belleza.

Todos estos factores tienen un impacto en el sistema inmunológico, que induce un declive en la permeabilidad de la primera capa de la piel y un deterioro de la función barrera y de su recuperación. Esto quiere decir que tu crema antiedad penetra peor y no actúa como debería.