Vicky Martín Berrocal ha confiado el tratamiento en cabina que se realiza para reducir la piel de naranja: ¡un tratamiento con ventosas!


Vicky Martín Berrocal presume de una figura impresionante a sus 48 años y sabemos su secreto. Además de su puesta a punto con la entrenadora de los famosos, Crys Diaz, con la que también hace clases online para sus seguidores, y de una dieta sana y equilibrada del que muchas veces nos comparte sus platos, también acude a los centros de belleza para ponerse en las manos de los expertos y conseguir mejores resultados a base de sus hábitos saludables. Ahora, nos muestra el tratamiento en cabina que se realiza para ayudar a reducir y eliminar la celulitis. Se trata de un tratamiento con ¡ventosas! Te lo contamos todo.

Este tratamiento con ventosas se trata de una novedosa técnica que se ha convertido en la favorita por las que más cuidan su cuerpo. Es perfecto para ayudar a eliminar la celulitis y funciona estimulando la circulación y favoreciendo el proceso de desintoxicación, una técnica similar al cepillado en seco, pero a un nivel más profundo. La cupping therapy o la terapia con ventosas (también llamada ventosaterapia) es una antigua técnica china que se basa en la creencia de que ciertos problemas de salud son causados por un estancamiento de la sangre.

Instagram

Estos problemas de salud se pueden prevenir y solucionar aplicando unas copas en la piel, que habitualmente son de cristal o silicona, que crean una succión hacia adentro. Esto hace una presión que mueve la sangre del interior del cuerpo más cerca de la superficie, lo que aumenta el flujo sanguíneo. Dado que el tratamiento con ventosas también promueve un drenaje más eficiente de los ganglios linfáticos, estas toxinas se eliminan rápidamente del cuerpo. En conclusión, la terapia con ventosas lo que hace es ayudar a movilizar la circulación sanguínea, lo que a su vez hace que se movilice la grasa y que se oxigene la piel.

Hay que tener en cuenta que existen diferentes tipos de celulitis, alguna más fácil de reducir que otras. La celulitis blanda es la más común de todas y de las menos visibles, pues todavía está en sus primeras fases. Es la más fácil de eliminar. También está la dura, más molesta, pues la piel se queda rígida y apelmazada, hasta el punto de que puede llegar a doler y resulta muy dura al tacto. Esta es mucho más difícil de combatir debido a que la celulitis ya está «afianzada» en tu cuerpo.