La celulitis es una acumulación de grasa que se sitúa justo en la zona baja de la piel y, como consecuencia, crea unos temidos hoyitos. Independientemente de la genética, existen otra serie de factores que la desencadenan y que sí podemos combatir o, al menos, minimizar. ¡Toma nota y mantén la piel de naranja a raya este verano!

1- Cambia tu dieta ¡ya!

Di adiós para siempre a los fritos y la bollería industrial (o al menos resérvalos para ocasiones especiales), ya que se aposentarán en forma de celulitis en zonas conflictivas: cartucheras, glúteos, caderas… Mejor elige frutas y verduras frescas e hidratos de carbono cardiosaludables, como la avena. Además, recuerda que una dieta incorrecta evitará que elimines toxinas y provocará que sufras la temida retención de líquidos.

xxx
Georgina Rodríguez

2- Exfolia una vez por semana

La exfoliación ayuda a estimular la regeneración celular y la microcirculación sanguínea. Si quieres acabar con la celulitis es imprescindible exfoliar la piel al menos una vez por semana. Puedes hacerlo con una esponja natural, eliminando los restos con agua fría. Pero si estás en la playa, también puedes aprovechar y mezclar un poco de crema hidratante con arena y, después, aplicarte el ungüento por todo el cuerpo con un firme masaje ascendente, insistiendo en las zonas más conflictivas.

3- Apuesta por anticelulíticos eficaces

Seamos realistas, no eliminan la piel de naranja por completo. Pero eso sí, ayudan (y mucho) a reducirla. Pero como todo en la vida, es necesario ser constante. Aplica las cremas y geles con movimientos fuertes y ascendentes. Y recuerda: entre sus activos no debe faltar la cafeína pura, a una dosis del 2-5%. Las algas ricas en yodo (fucus, laminaria…) también son buenas aliadas, dado que evitan que se acumule la grasa. Otros activos eficaces son la centella asiática, la naranja amarga, el castaño de Indias, el ginkgo biloba o la hiedra.

celulitis
Alba Carrillo

4- Haz más deporte

El sedentarismo influye de manera considerable en la aparición de la celulitis. Las sentadillas, el spinning o los aeróbicos son algunas de las mejores actividades, ya que pueden llegar a reducir la apariencia de la piel de naranja en un 80%.

5- Ten cuidado con algunos gestos

Evita los pantalones ajustados, ya que impiden el retorno venoso y afectan al sistema linfático, que es el encargado de eliminar las toxinas y deshechos. Y no olvides mantener una buena postura (que sea erguida), dado que las malas posiciones también pueden provocar la celulitis.

Un último truco…

Cuanto más blanca es la piel, más se nota la celulitis. Así que aprovecha el verano para coger un poco de color, esto ayuda a que los hoyuelos que se forman debido a la piel de naranja se emparejen. Eso sí, utiliza siempre protección solar (mínimo 30 SPF).