Si quieres presumir de piel durante las fiestas debes empezar a prepararla ya.


El objetivo está claro: preparar tu piel para las fiestas. Y, en definitiva, conseguir que nuestra piel luzca hidratada, jugosa y espléndida en los encuentros navideños. Y para conseguirlo nada mejor que incorporar una rutina al estilo de los tradicionales calendarios de adviento. En Carmen Navarro, os proponemos hacerlo por semanas hasta que se aproximen las fechas clave, momento en el que pondremos el broche de oro con un tratamiento revitalizador sublime.

Consejos para preparar tu piel durante las fiestas

Dando por hecho que los hábitos de limpieza facial diarios los cumplimos de manera disciplinada, aconsejamos potenciar la regeneración y la hidratación de rostro, cuello y escote con un tratamiento intensivo de ampollas de soja. Su efectividad se la debemos a su formulación, diseñada para que nuestras células trabajen con tesón.

Su poder de penetración es mucho mayor que el de una crema, aportando luminosidad, consiguiendo tensar y regalándonos el efecto buena cara que estamos buscando. Es tan fácil como aplicar, con el rostro limpio y liberado de toxinas, el contenido de una ampolla, repartido mañana y noche.

Atención especial a los días previos

La semana previa al comienzo de las fiestas, llega el momento de regalarte un tratamiento en cabina que mude, restaure y de una nueva vida a tu piel: Total Repair Treatment.  Combina a la perfección limpieza profesional y peeling con ácidos, adaptados a las necesidades de cada rostro.

El momento más diferenciador llega con la Terapia Spa, aplicada con un arco nebulizador que incorpora cromoterapia, y que se encarga de salpicar, de manera sutil y en forma de bruma, la cosmética nebulizada. El efecto antiaging conseguido es el plus que buscas para completar tu rutina de adviento.

Solo un último detalle. El día del evento, aplica una mascarilla tipo tissue, compuesta por biocelulosa o hidrogel, recargada con principios activos que se encargarán de potenciar tu belleza. Si contiene colágeno y ácido hialurónico, sentirás una piel repulpada y flexible, y verás las líneas de expresión atenuadas. No olvides también aplicar unos parches específicos para el contorno de ojos con el fin de aportar a tu mirada el aspecto descansado que tanto favorece.