Lucía Bosé fallecía a los 89 años de una neumonía derivada del coronavirus en un hospital de Segovia. Fue su hijo, Miguel Bosé, el encargado de confirmar la triste noticia a través de sus redes sociales a partir de unas sentidas palabras: «Ya está en el mejor de los sitios»». Cuatro días después, ‘Volverte a ver’ ha querido rendirle un homenaje a la actriz italiana y ha emitido su entrevista póstuma.

Antes de dar paso al programa, Carlos Sobera trasladaba un emotivo mensaje y aseguraba que la emisión iba dedicada a todos aquellos mayores que habían sido víctima del covid-19. «Este lunes nos decía adiós una mujer con espíritu eterno. Se ha ido una gran dama, una luchadora, independiente y con una gran personalidad. Se ha ido la matriarca de una saga de artistas, una adelantada a su tiempo o como a ella le gustaría decir: una mujer de otro tiempo. Fue la protagonista del neorrealismo italiano. Esta noche en ‘Volverte a ver’ veremos su última entrevista grabada hace poco, muy poco», aseguraba el también presentador de ‘First Dates’.

Emocionado, el presentador de Mediaset aseguraba que durante su encuentro con la matriarca de una de las dinastías de artistas más fosas de España pudo comprobar sus enormes ganas de vivir. «Por culpa del coronavirus ha dejado muchas cosas por hacer. Esta pandemia se está llevando a muchos mayores, mayores con mucha vida por delante. Lucía Bosé es un ejemplo claro de ello. Queremos rendirle homenaje no solo a esta mujer única y valiente que se ha ido, sino también a todas las personas que están perdiendo a seres queridos», comentaba Sobera.

La lección de vida de Lucía Bosé

Feliz y radiante, Lucía Bosé hacía su entrada en el plató de ‘Volverte a ver’. Sonriente, miraba a Carlos Bosé y aseguraba que se encontraba muy bien de salud. No solo ella, también sus hijos y sus nietos. «Estoy muy feliz, encantada de la vida. Hago lo que más me gusta, ¡¿qué mas quiero?!«, exclamaba. Tras esto, y después de repasar de forma breve su trayectoria personal y profesional, la actriz italiana explicaba que nunca había tenido tiempo para aburrirse, a pesar de que estaba sola en su casa: «Cuando estoy sola grito en la casa, me divierto, bailo».

Además, la madre de Miguel Bosé hizo hincapié en que era su espiritualidad la culpable de su felicidad, trasladando así una valiosa lección para los espectadores: «Venimos de ahí y volvemos ahí. Siempre miramos la tierra, lo material, y no. Hay que mirar más arriba».

«He hecho lo que he sentido»

De la misma forma, Lucía Bosé hacía hincapié en lo feliz que había sido a lo largo de su vida puesto que aceptaba la vida que le había tocado y nunca ponía pegas: «Mi vida me ha dado dolor pero también me ha dado mucha felicidad. Siempre he hecho lo que he sentido. Es importante la forma de vivir que tienes, es la forma de construirte la vida. Te la tienes que construir tú, yo lo he hecho como he querido». Además, la actriz ha explicado el motivo de su característico color de pelo: «Bimba me puso el pelo amarillo, rosa, verde. Y cuando me lo puso azul me dijo que me quedara así. Y así me quedé».

Danielle, una vieja conocida de Lucía Bosé, ha sido la encargada de darle una gran sorpresa a su gran amiga, a quien considera que es su «alma gemela». «En otra vida fuimos pareja. Para mí Lucía es una consejera, amiga… Me ha influido mucho, me ha ayudado muchísimo. Siempre ha estado a mi lado, es tremendamente generosa«, decía entre bromas la francesa. Tras ver que se trataba de ella, la madre de Miguel Bosé no ha podido evitar emocionarse y le ha recordado a Carlos Sobera que ambas se conocieron en Santiago de Compostela y desde entonces, siempre han estado de juerga.

Así confirmó Miguel Bosé la noticia de la muerte de su madre

«Queridos amig@s… os comunico que mi madre Lucía Bosé acaba de fallecer. Ya está en el mejor de los sitios. #MB», escribía el cantante junto a una imagen en la que aparece su madre muy sonriente en su casa. Unos minutos después de anunciar con tristeza la muerte de su madre, Miguel Bosé volvía a compartir una nueva publicación. En esta ocasión, un Mami que convierte en etiqueta junto a un corazón azul, del mismo color que Lucía llevaba el pelo: «Te llevamos dentro en el corazón querida Mami. Un beso de toda la familia entera. #Mami💙«.