La delgadez del Rey Juan Carlos en Sanxenxo, en boca de todos

El emérito, a quien se le nota que ha perdido unos kilos, se cuida más que nunca.

Juan CArlos de Borbón

Una vez más, el Rey Juan Carlos se encuentra en Sanxenxo disfrutando de una de sus mayores pasiones: la vela. Desde el pasado 26 de julio, cuando aterrizó en Vigo en un avión privado de emiratos árabes, el emérito se pasea lo más discretamente que puede por el Puerto Deportivo de la localidad pontevedresa para surcar las aguas a bordo del Bribón en compañía de Pedro Campos y otros amigos. A pesar de su afán por pasar desapercibido en tierras galleras, su estancia en tierras gallegas no ha pasado desapercibida. Y es que, además de sus problemas de movilidad, ha llamado la atención que ha perdido bastante peso.

El Rey Juan Carlos I en Génova.

También te interesará

El Rey Juan Carlos prepara su regreso definitivo a España

Vídeo: Europa Press

Vídeo: Europa Press

Visiblemente más delgado, al padre de Felipe VI se le ha visto estos días con menos peso que en sus últimas apariciones públicas. ¿El motivo? En Emiratos Árabes está llevando una vida mucho más saludable de la que podemos imaginar. Alejado de las costumbres de Occidente, donde la buena mesa suele girar en torno a los mejores caldos y comidas copiosas, en Abu Dabi Don Juan Carlos sigue una dieta muy equilibrada, y baja en calorías. Lo hace porque desea estar en las mejores condiciones. Y por prescripción médica también.

Don Juan Carlos, informal y deportivo en sus apariciones en Sanxenxo

A sus 86 años, el monarca mantiene hábitos lo más beneficiosos posibles para su edad. Los problemas de movilidad que arrastra desde hace décadas son más llevaderos si mantiene a raya los kilos de más. Y es que en nada ayuda tener kilitos extra cuando se tienen dificultades para desplazarse. Es algo que lo sabe tan bien él como los médicos que atienden sus desgastados huesos, que tantas veces le han hecho pasar por quirñofano.

Juan Carlos I en un barco.
Juan Carlos I en su último viaje a Sanxenxo. (Foto: Gtres)

Lo cierto es que el rey Juan Carlos luce buen aspecto, pero su notable pérdida de peso está en boca de todos. Y para tranquilidad de muchos, se encuentra bien y en buenas condiciones... solo que ahora luce ligeramente más delgado. Quizás por ello se haya animado a lucir estos días atuendos tan informales como deportivos en las regatas de Sanxenxo, donde ha sido inmortalizado con gorra, gafas de sol y hasta zapatillas de deporte.

Y mientras el Rey emérito Don Juan Carlos se encuentra en Pontevedra, su hijo el Rey Felipe VI está en Palma de Mallorca. Aterrizó el pasado miércoles y se instaló en la residencia de la familia real, el Palacio de Marivent. Este jueves realizó varias recepciones en el Palacio de la Almudaina con personalidades de la isla y se espera que el fin de semana llegue a la isla la Reina Letizia, que el domingo 30 presidirá clausura de la 13ª edición del 'Atlàntida Mallorca Film Fest 2023'.