El día de su gran celebración en Madrid por su aniversario, la socialité comparte sus reflexiones más íntimas.


Este viernes, Tamara Falcó celebra por todo lo alto su 40 cumpleaños. Su aniversario no es hasta el próximo 20 de noviembre, pero la ‘socialité’ no ha querido esperar tanto para soplar las velas de su tarta. Por este motivo, ha organizado un fiestón en Madrid al que han asistido más de 150 personas.

Horas antes de tan importante cita, la Marquesa de Griñón ha utilizado las redes sociales para compartir las reflexiones más importantes sobre su vida ahora que está a punto de cumplir cuatro décadas de vida. «Llevo mucho tiempo haciéndome a la idea de cumplir 40 años», ha escrito a través de Stories desde el hotel Ritz de Madrid, donde ella y su pareja se han preparado horas antes de la celebración. «Es flipante: antes con 50 eras una señora mayor con el pelo cardado. Ahora mira a Jennifer Lopez subiéndose a la barra».

«Iñigo es una persona sólida»

Sus declaraciones, recogidas en una entrevista concedida a la revista ‘Vogue’, hablan también de su actual pareja, Iñigo Onieva, con el que cada día está más feliz. «Iñigo me da estabilidad. Es una persona sólida. Hay gente que te promete el oro y el moro y luego…», destaca.

Instagram

La hija del desaparecido Marqués de Griñón atraviesa un momento dulce. Desde que ganara la cuarta edición de ‘MasterChef Celebrity’, menos el fallecimiento de su padre, todo lo que le ha pasado ha sido positivo. Lo más reseñable es su noviazgo con el diseñador de coches, cuya relación salió a la luz pública en septiembre de 2020, su idilio va viento en popa. De él se ha hablado mucho de su afición a las fiestas o de lo cariñoso que se muestra con sus amigas, pero lo cierto es que ambos han demostrado que su historia de amor va en serio.

La gran fiesta que ha celebrado Tamara por su 40 cumpleaños se ha celebrado en el palacio de Saldaña, ubicado en el corazón del barrio de Salamanca, en la calle Ortega y Gasset, una de las más exclusivas de Madrid. Con casi 1.000 metros cuadrados de superficie, el edificio ha albergado un cóctel de lujo confeccionado por el chef Ramón Freixa. La música en directo ha corrido a cargo de Martin Joseph, un pianista y compositor británico.

Sincera, habla de lo bien que le ha sentado ir a terapia

En un día tan especial, Tamara ha recordado a su padre, Carlos Falcó, fallecido el 20 de marzo de 2020 como consecuencia del coronavirus: «Mi padre era un gentleman. Me sentía orgullosa de ir a su lado. Esa naturalidad elegante la transmitía a todo: sus vinos, sus casas, el trato con la gente… Le echo muchísimo de menos». 

Sincera, ha confesado también públicamente que la terapia psicológica la ha ayudado a sobrellevar cosas a las que antes le costaba hacer frente. «En terapia he aprendido a ser más compasiva conmigo misma. Si en una sesión de fotos no entro en un vestido, no me salto la cena esa noche».

Tamara Falcó
Gtres

A los invitados que han acudido a su fiesta, Tamara les ha pedido un regalo muy especial. Lejos de lo que muchos puedan pensar, no se trata de un objeto costoso. Todo lo contrario: desea que destinem ese montante para donarlo a una ONG con la que colabora: “Hola a todos. No sé si sabéis que en unos días es mi cumpleaños. Entonces yo hago una pequeña fiesta en la que me hubiera gustado invitar a todo el mundo, pero hemos escogido un sitio chiquitito y 150 personas van a poder venir. Y de esas 150 personas mucha gente me está preguntando qué me puede regalar», escribía en su perfil de Instagram esta semana.

«Soy tan afortunada, bueno, tan bendecida por Dios, que lo único que se me puede ocurrir como regalo es poder compartir eso con la gente, con niños, que no tienen muchas posibilidades”, ha explicado.

El encargado de vestir a Tamara el día de su fiesta de cumpleaños ha sido Jan Taminiau, un diseñador holandés afincado en Madrid con tienda en el número 14 de la calle Jorge Juan, en el barrio de Salamanca, a poca distancia el lugar donde ha tenido lugar su fiesta.