Kiko Matamoros ha podido ver en ‘Sálvame‘ las imágenes de la casa que antaño compartió con Makoke. Hace apenas unas horas, la malagueña compartía en las redes sociales unas imágenes del jardín de su vivienda tras los cuidados de su hijo, Javier Tudela. Las instantáneas dejan ver cómo las zonas exteriores de la casa sufren cierto deterioros, como maderas de muebles secas y quebradas por la exposición solar, el borde de la piscina roto o el césped un poco más largo de lo deseado. Detalles que no han pasado para los directores del programa y del que el colaborador se ha expresado de manera sincera: «Si esto está así por fuera, cómo estará por dentro».

Kiko Matamoros (12)
Telecinco

«Me trae sin cuidado la vida de esta señora, de su jardín y del gato que sale en las fotos», ha comentado. «Yo cuando estaba allí había contratado un jardinero y había unas plantas de bambú muy bonitas, pero me trae sin cuidado». 

Kiko Matamoros ha recordado que la casa en la que vivió con Makoke costó 1.350.000 euros

«De verdad, es que no voy a cada uno que tenga la casa como quiera o como pueda», añadía. «Yo no me he gastado 2 millones de euros en esa casa, yo pagué unos 100.000 euros. Yo la compré por una oportunidad que tuve con la promotora y la compré en 1.350.000 euros». No ha querido entrar a valorar el trabajo de Javier Tudela como cuidador o improvisado jardinero de la mansión durante las vacaciones de la colaboradora: «No quiero ofender a ese muchacho, ni a nadie Por esa casa no tengo ninguna estima. Solamente reclamo la parte económica que me corresponde y espero que algún día pueda hacerse realidad. Y nada más. Me da igual lo que les pase, me trae sin cuidado».

Makoke manicura
Gtres

Con estas declaraciones, Kiko Matamoros deja claro que no le interesa saber nada de su expareja, con la que mantiene una cruda guerra mediática desde que se separaron. Fue en el año 2018 cuando Makoke y Kiko Matamoros decidieron separarse tras 20 años de relación y una hija Anita Matamoros. La ruptura fue tan difícil que la única hija en común de la pareja se posicionó a favor de su madre, y a día de hoy sigue sin hablarse con su padre. El pasado mes de julio, la joven confesaba que no había perdido la esperanza de retomar de nuevo el contacto con su padre: «A mí el rencor, la envidia y el odio es algo con lo que no he crecido. Sé perdonar y sé pedir perdón».

Kiko se tomana bien las palabras de su hija: «Me gustaría hacer una lectura positiva.. Yo tampoco pierdo la esperanza, aunque a veces se vive más cómodo sin esperanza, porque a veces es una fábrica de dolor y decepción. Yo espero que, con el tiempo… La quiero como quiero al resto de mis hijos y, supongo que, tarde o temprano, tendremos que reencontrarnos e intentar poner solución a nuestra separación».

¿Cómo se hizo famoso Kiko Matamoros?

Kiko fue representante de rostros conocidos como Mar Flores (estuvo casado con su hermana Marian), así de Carmen Ordóñez, a la que representó hasta su fallecimiento en 2004.