Jessica Bueno responde con un gran ‘zasca’ una cruel crítica en Instagram

Jessica Bueno es una fiel de Instagram. La modelo comparte con sus seguidores pequeños detalles de su día a día, su relación con el futbolista Jota Peleteiro, así como sus looks. Toda una influencer e it girl, Bueno acumula más de 130.000 seguidores en dicha red social.

Con tal número de fans, las críticas son habituales, incluso las más crueles. En su última publicación, Jessica Bueno comentaba cual es su habitación favorita de su casa en Birmingham, donde residen debido a la carrera futbolística de su marido en tierras británicas.

¿La habitación? el espectacular vestidor de la modelo. Pero esto no es lo que un usuario esperaba: «¿Esa es tu habitación favorita? Demasiado materialista, pensé que sería la de tus niños…». Bueno tiene dos hijos, uno fruto de su matrimonio con Jota y otro de su pasada relación con Kiko Rivera. La respuesta y el zasca no se hizo esperar. Otra de sus seguidores la defendió fervientemente y Jessica le dio toda la razón. 

«Sus hijos será lo que más quiere en el mundo y luego una mujer puede tener las pasiones o aficiones que le dé la gana y no hay que llamarla materialista ni ponerle ninguna etiqueta, se puede ser madre y más cosas. Es que cuando una mujer es madre ya sólo puede decir que lo que más le gusta en el mundo es estar con sus hijos, el lugar que más le gusta en el mundo es el cuarto de sus hijos, lo que más le gusta hacer es estar con sus hijos… ¡PUES NO!», la ha defendido otra seguidora, a lo que la propia Jessica Bueno ha apostillado que «eso mismo, gracias por responder por mí».

Jessica Bueno se ha convertido en toda una influencer, y no duda en compartir los momentos que vive junto a sus dos hijos. El mayor de ellos, fruto de su relación con Kiko Rivera, se traslada a Sevilla cada poco tiempo para pasar tiempo junto a la familia de su padre. Ahora continúa con su madre mientras el dj está concursando en ‘Gran Hermano Dúo’. La modelo y Kiko han demostrado que una sana relación entre padres separados es más que posible.