La colaboradora de ‘Ya es mediodía’ ha tenido que dar explicaciones sobre su físico después de haber recibido muchas críticas que apuntan a que está demasiado delgada.


Isabel Rábago es una de las caras conocidas de los platós de televisión en los diferentes programas de Mediaset. La colaboradora no para de trabajar y su forma de tratar los temas y sus opiniones le han llevado a ser una habitual. Eso le ha hecho convertirse, también, en ‘influencer’. Cuenta ya con más de 106.000 seguidores en Instagram, lo que no solo le ha hecho tener un séquito de fans. Y es que el hecho de ser un personaje público hace que tenga también algunos ‘haters’, que analizan y critican cada una de sus publicaciones.

Hace unos días subía una imagen de ella misma en la que aparecía presumiendo de look. Parece que sus seguidores la vieron más delgada de lo normal y se lo hicieron saber. El hecho de haber recibido tantos mensajes ha obligado a Isabel Rábago a dar explicaciones sobre la polémica en la que se había visto envuelta sin quererlo.

Isabel Rábago ha tenido que dar explicaciones sobre su físico

© Redes sociales.

«Mido 1’77 cm. Peso 59 Kg. Estoy sanísima. Y me la soplan ciertos comentarios que sólo buscan polémica o subir seguidores de sus cuentas. Estoy físicamente como puedo estar teniendo en cuenta el ritmo de trabajo y estudio que llevo. Soy súper imperfecta», empezaba explicando con la intención de aclarar algunas de las polémicas.

Además, ha aprovechado la ocasión para hablar de otros temas: «Me equivoco todos los días e intento rectificar y aprender de mis errores. Tengo dos carreras, la cabeza muy bien amueblada y no le debo nada a nadie. No voy a pedir perdón por ello. Al que no le guste «todo recto a la derecha». Ya se sabe eso de que no puedes gustarle a todo el mundo porque no todo el mundo tiene buen gusto. Sean felices si pueden… yo lo soy. Lo siento si jode. Lo siento mucho. 😘😈», dice rotunda.

Esta explicación la ha compartido junto a una imagen en la que aparece en bikini mientras disfrutaba de unas vacaciones en el paraíso. Ha querido dejar claro que está sana y que el ritmo tan intenso que lleva de trabajo y de estudios hace que esté más delgadita, pero asegura que está sana.

Asegura que está sana y que lleva un ritmo de trabajo muy intenso

© Redes sociales.

Isabel Rábago suele compartir muchos aspectos de su vida en las redes sociales. Eso sí, trata de mantener en un discreto segundo plano otros muchos. Hace apenas unas semanas compartía uno de los tratamientos de belleza al que se sometió para arreglar un complejo y lucir un mejor rostro ante las cámaras de televisión.

La colaboradora de televisión ha querido verse mejor y para ello se inyectó vitaminas y eliminó el código de barras del labio. «Hoy tocaba pasar por las manos de mi doctor ❤ (Perdón que he borrado la anterior sin intención alguna. Lo explico por si acaso) Lo que me he hecho, por aclarar: Vitaminas y me he retocado el «código de barras» del labio. Que una ya tiene una edad…», dice bromeando sobre las consecuencias de la edad. Esto deja claro que se preocupa por su aspecto, pero lejos de que sus seguidores crean que está obsesionada por su físico, ha tenido que salir en su defensa para dejar claro que es una persona sana.

Es una habitual en los platós de los programas de Mediaset

La  colaboradora se ha vuelto una de las caras más habituales en los programas de Mediaset. No solo está en la sección Fresh de corazón en ‘Ya es mediodía’, sino que además, la vemos los fines de semana en el plató de ‘Viva la vida’, comentando toda la actualidad de corazón. En algunos de los ‘realities’ de la cadena también la vemos comentando en los debates. Esto le lleva a preocuparse no solo por su físico, también por mejorar algunos complejos en su rostro.

Disfruta de los pequeños placeres de la vida

A pesar de que se preocupa mucho por el físico y la imagen, Isabel Rábago no duda en disfrutar de la buena comida y de alguna que otra copita de vino. Lo hace acompañada no solo de amigas, también junto a su marido, Carlos Rodríguez Ramón, con el que se casó en 2007.

© Redes sociales.

Hace unas semanas tuvo que aclarar que no quería tener hijos después de recibir varios mensajes. Fue una reflexión muy aplaudida: «Voy a contestar de una manera fina… No tengo hijos porque no me da la real gana. No tengo instinto maternal alguno. Por ser mujer no tengo la obligación de tener hijos.  Porque mi esposo y yo lo tenemos claro de siempre. No queremos hijos… ¿Algún problema? No sé, pregunto», escribió en su Twitter.

Sus palabras en las redes sociales, donde cuenta cada día con más seguidores por su profesión, no solo consiguieron una reacción en sus seguidores, también en famosos como Carlota Corredera, quien espetó «Ser madres no es una obligación de las mujeres, es una elección». Un comentario al que Isabel respondió con un beso a la presentadora de ‘Sálvame‘, porque según ella era un comentario muy acertado.