La colaboradora de ‘El programa de Ana Rosa’ ha querido descatar la figura de Irene Rosales en la recuperación de su hermano, Kiko Rivera: «Mi madre no dio el 100%».


Las palabras de Irene Rosales sigue provocando titulares unos días después. La mujer de Kiko Rivera estallaba en pleno directo en ‘Sálvame’, asegurando que todos los problemas de su marido se los ha comido ella sola, sin la ayuda de su suegra, Isabel Pantoja. La cantante le ofreció ayuda puntual para su hijo cuando supo de su dependencia a las drogas. Pero desde entonces han pasado tres años y en este tiempo se ha sentido sola.

Después de toda la polémica que han provocado las palabras de la sevillana, quedaba por saber qué piensa Chabelita Pantoja de todo esto. La joven ha querido aclarar que no era consciente de que la situación de su hermano era tan grave: «Yo llegué a estar muy orgullosa de mi hermano por no necesitar ayuda».

Mucho se ha comentado sobre la semana que pasó Kiko Rivera en El Rocío con el fin de recuperarse de las adicciones. Esto fue algo que le ocultaron a Chabelita Pantoja: «Yo no sabía nada. Yo me entero de lo de El Rocío… me dijeron primero que fue al fisio y después que tenía depresión. Ya después me enteré de todo cuando lo dijeron en los medios».

Chabelita Pantoja no conocía todo acerca de la salud de Kiko Rivera

© Redes sociales.

A pesar de que la relación entre Chabelita e Irene Rosales nunca ha sido estupenda, ahora la primera rompe una lanza a favor de la segunda tras sus palabras: «Ella tiene derecho a contar lo que quiera porque es la que se lo ha comido todo. Ella dice que se ha comido todo el marrón, y probablemente sí, es verdad».

Chabelita Pantoja ha querido confesar que Irene tiene razón y que su madre igual no ha estado junto a ellos todo lo que podría: «Yo he intentado darle a la mente. Siendo sinceros, no voy a ser hipócrita, creo que mi madre el 100% no ha dado, pero ella tenía también muchos problemas. Si mi hermano se hubiera ido a Cantora, ella lo ayudaría. Mi madre tampoco estaba bien en ese momento. En mi familia no se expresan las cosas. Mi madre tampoco ha pronunciado la palabra cárcel», asegura.

Destaca la figura de Irene Rosales en la recuperación de su hermano

© Gtres.

Aún así, la joven cree que si su hermano ahora también necesita ayuda, él es lo suficientemente mayor como para hacerlo sin la figura de su madre: «Mi hermano es consciente de su problema y tiene que pedir ayuda él. Mi madre por mucho que le diga… él es mayor. Ahora mi madre no está y mi hermano sigue con ese problema. Ahora él podría pedir ayuda ahora y tiene que ser él el que tome la iniciativa».

Irene Rosales, rotunda al hablar de la cantante

«Estoy sola en casa y no tengo mucho tiempo. Estoy con las niñas. Mi marido puede que me vaya a reñir incluso». Así comenzaban las palabras de la sevillana. He estado escuchando el tema de Kiko y las adicciones. Es un tema que me duele bastante. Entro con las ganas de decir de una vez que si él no quiere no se pone solución». La colaboradora de ‘Viva la vida’ explicaba que cuando se dio cuenta de que su marido tenía problemas con las drogas supo que necesitaba ayuda de su familia para «poderlo ayudar». En ese sentido, recordaba que «es verdad que mi suegra el único momento que nos ayudó fue la semana del Rocío. Después de eso nadie más ha ayudado. Ahí han ayudado mi marido, mi compadre, mi otro compadre y yo».

La petición del pasado de Julián Muñoz

A Chabelita Pantoja le han preguntado por la relación que tuvo con Julián Muñoz cuando este estaba con su madre. Además, ha hablado de la petición que le hizo cuando ella apenas era una niña: «Yo le he tenido mucho cariño a Julián Muñoz, he convivido con él y lo veía en mi casa. Se sentó primero conmigo, me preguntó si quería tener su apellido, para mi él era como un padre, representaba la figura paterna, la que nunca tuve. En el jardín de la casa de la Pera, Julián me dijo si me gustaría llamarme Isa Muñoz», desvela la joven.

Años después, se alegra de que eso no se llevara a cabo: «Después de todo lo que se ha dado, la situación ha dado un giro. Yo dije que siempre había querido un hermano. Todos los amigos de mi madre que no tienen relación con ella, todos te van a decir que me tienen cariño, y yo a ellos. Pero ahora cuando han hablado mal de mi madre… pues cambia».