En una charla con María Patiño a través de sus redes sociales, el hijo de la tonadillera ha desvelado cómo pasó el día del 73 cumpleaños de Paquirri.


La guerra entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera parece que está lejos de acabarse. Con motivo del cumpleaños de Paquirri, la tonadillera ha mandado una corona de flores para la tumba del diestro. Un gesto habitual que este año ha sembrado la polémica después de que decidiera quitar el nombre de su hijo de la dedicatoria. Una actitud que ha provocado que el DJ montara en cólera y no dudara en atacar a su progenitora. En medio del nuevo ataque, el marido de Irene Rosales se ha refugiado en su hermano Cayetano Rivera, demostrando una vez más lo unidos que están ante las adversidades provocadas por la cantante.

Redes Sociales

Este viernes, durante el encuentro de Kiko Rivera con María Patiño en su canal de Twitch, el hijo de Isabel Pantoja ha reconocido que pasó gran parte de este pasado viernes junto a su hermano Cayetano Rivera. En concreto, el DJ confirma que fue el marido de Eva González quien se desplazó hasta su domicilio para pasar juntos esa fecha tan señalada en el calendario.

Vídeo: Europa Press

Tras esto, el que fuera pequeño del alma de Isabel Pantoja ha ido un paso más allá y se ha sincerado con la colaboradora de ‘Sálvame’ sobre el «feo detalle» que ha tenido con él. «Los días claves, mi madre siempre mandaba una corona con ‘tu esposa e hijo’. Sabía que hoy iba a pasar, la conozco muy bien. Hace dos días le dije a mi mujer que iba a preparar otra corona por si pasaba esto. Tenía la sensación de que podía pasar y no me equivoqué. Llamé al cementerio y les pedí que me mandaran una foto y vi que ha tenido el detalle, un detalle muy feo, de quitar mi nombre», comienza a narrar.

Kiko Rivera quiere que su madre recapacite

Redes sociales

Kiko Rivera no cree que su tío Agustín se vaya a ir de Cantora y también pone en duda el estado de salud en el que se encuentra su madre. Sobre esto último, el interprete de «Cicatriz» hace hincapié en que hay gente que va a visitarla a la finca de Medina Sidonea y considera que si su madre estuviera en sus últimas, estas personas se lo dirían. El marido de Irene Rosales insiste en que quiere que esta guerra termine y poder sentarse a hablar con su madre para que esta pueda darle las explicaciones necesarias. «Ojalá recapacitara. Ella está acostumbrada a que todo el mundo le lleve la razón. Yo he intentado por todos los medios, menos llamarla porque no se lo merece, comunicarme con ella… Ella coge el teléfono a quien quiere, ni siquiera a mi hermana cuando con ella no tiene ningún tipo de problema», insiste.

Al escuchar sus palabras, María Patiño no ha podido evitar darle un consejo y ha hecho hincapié en que dentro de un tiempo, cuando ya no haya vuelta atrás, se arrepentirá. «Yo he tenido problemas importantes con mi madre, no a tu nivel, porque chocábamos mucho. Un día se acostó y no se levantó, murió de muerte súbita. No te digo que te doblegues ni que pases algo por alto… Te entiendo. Si le pasa algo a tu madre el dolor que vas a tener no te lo vas a quitar en la vida», sentencia la presentadora de ‘Socialité’. En medio de su charla con María Patiño, Kiko Rivera insiste en que no se va sentir culpable por si a su madre le pasa algo. «No le deseo nada malo pero está pagando todo lo mal que ha hecho en su vida. Todo movimiento que hacen ella y Agustín lo hace mal», sentencia.