“Adiós Madrid”. Junto a una fotografía a las puertas del aeropuerto, Alba Díaz se mostraba así de contenta al dar comienzo a sus bucólicas vacaciones de Navidad. El mar Caribe la estaba esperando para disfrutar de la compañía de los suyos y de la soledad de sus sentimientos. El día 1 de diciembre, la hija de Vicky Martín Berrocal ponía fin de forma pública a su relación con el empresario Javier Calle tras un año de noviazgo. Con un largo y extenso post en el que la joven se desnudó emocionalmente, daba a conocer a sus seguidores el siguiente paso que iba a dar en su vida: la soltería.

Junto a una bonita foto en la que aparecían ambos, Alba reconocía ante sus seguidores los motivos de su decisión: “Me he dado cuenta de que tengo mucho que aprender y mucho que madurar para estar con una persona tan correcta y madura como Javi”.

Vacaciones bucólicas

View this post on Instagram

Que empiece lo bueno!??❤ #alnatural

A post shared by ALBA (@albadiazmartin) on

Ahora Alba está decidida a aprovechar hasta el último resquicio del día y exprimir cada momento. Así lo está haciendo. La familia al completo ha huido del frio para poder terminar el año navegando por las aguas paradisiacas de República Dominicana. Junto a la influencer se encuentran, su tía, su madre, el novio de ésta -el empresario portugués Joao Giegas Soares- y el omnipresente Juan Peña que no ha dudado en deleitar a los presentes con sus dotes artísticas. Sin embargo, en sus stories se ha podido ver la presencia de alguien más. Francisco Rivera y Lourdes Montes también han acompañado a la familia Martín Berrocal y han disfrutado con ellos de los paseos en yate y de las actuaciones en directo del cantante.

Además, se ha podido ver a Alba muy desinhibida bailando al son de los ritmos latinos junto a uno de los animadores del colosal resort en el que están hospedados.