El príncipe Harry se desmarca del mensaje de su hermano Guillermo (sobrio y responsable) alabando la figura del duque de Edimburgo en términos muy ligeros.


El príncipe Harry de Inglaterra ya no pertenece a la realeza británica. Al menos, como miembro activo en la primera línea, porque así lo ha decidido junto a su esposa, Meghan Markle. Sigue siendo un ‘royal’, por supuesto, pero ya no se debe estrictamente a los protocolos de palacio. Quizás por eso, por ir por libre, se permite licencias que a su hermano, el príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono, no se le ocurriría. El ejemplo más claro de esto han sido los dos mensajes que han dedicado a su abuelo, el duque de Edimburgo, recientemente fallecido. Los dos los emitieron tres días más tarde de su muerte, el lunes 12 de abril, casi al mismo tiempo, pero por separado. Y en un tono llamativamente distinto.

Así, mientras el de Guillermo era publicado bajo el sello de Kensington Palace, con una foto del duque y su bisnieto George, palabras medidas y sentido de la responsabilidad (ensalzando la figura del duque y aludiendo a que tanto él como Kate seguirán apoyando a la reina Isabel y continuando su labor), el de Harry va en una dirección completamente contraria.

En su caso, el duque de Sussex se aleja de los formalismos y recuerda la parte más personal de su abuelo. Su mensaje es cariñoso, cercano… ¿quizás demasiado? Pese a la buena intención del príncipe, a muchos no ha dejado de causar cierto estupor que defina al marido de la soberana británica como «maestro de la barbacoa y leyenda de las bromas».

«Mi abuelo fue un hombre de servicio, de honor y con un gran sentido del humor. Era muy auténtico y tenía un ingenio muy agudo. Era alguien que podía llamar la atención rápidamente gracias a su encanto, y también porque nunca sabías qué podría decir a continuación», comienza el príncipe Harry. «Será recordado como el consorte más longevo de la monarquía, un militar condecorado, un príncipe y un duque. Pero, para mí, como para muchos de los que han perdido a un ser querido, él fue mi abuelo: un maestro de la barbacoa, un genio de las bromas y un hombre descarado hasta el final».

Y continúa: «Ha sido una roca para Su Majestad con inigualable devoción, estando a su lado durante 73 años de matrimonio. Sé que ahora mismo nos diría a todos, cerveza en mano, ¡vamos, adelante!. Abuelo, gracias por tu servicio, tu dedicación a la abuelita y por ser siempre tú mismo mismo. Te echaremos muchísimo de menos, pero siempre serás recordado por la nación y el mundo. Meghan, Archie y yo (así como tu futura bisnieta) siempre guardaremos un lugar especial para ti en nuestros corazones». Harry añade en su despedida el lema de los Royal Marines: «Per Mare, Per Terram”, «Por mar, por tierra».

Otro asunto que han destacado los medios británicos ha sido la falta de autocrítica por parte del príncipe Harry después de un año del Megxit. Recordemos, también, que Harry y Meghan ofrecieron su polémica entrevista con Oprah Winfrey cuando Felipe de Edimburgo aún se encontraba ingresado en el hospital tras su última crisis de salud.  Lo que en el príncipe Guillermo ven sobrio y adecuado, dadas las circunstancias, en el príncipe Harry lo ven demasiado «colorido». El próximo sábado 17 de abril los hermanos se verán las caras en público, después de más de un año separados, para acudir al funeral del duque de Edimburgo en Windsor.