Laura y Anita, las hermanísimas del clan Matamoros, fueron ayer a hacerse la manicura y, para sorpresa de muchos, pidieron estilos totalmente distintos en sus uñas. ¿Cuál de los dos te gusta más?


Aunque Filomena nos ha obligado a casi todas nosotras a sacar los guantes de lana o piel que teníamos perdidos en algún cajón de nuestro armario; estamos seguras de que Laura y Anita Matamoros aguantarán unos días más sin abrigar sus manos. Y es que las hermanísimas de Instagram tuvieron ayer la magnífica idea de arreglar sus uñas. Cada una en un centro de belleza distinto, decidieron hacerse su manicura permanente mensual y sorprender a todos sus seguidores luciendo nuevas y preciosas garras. No obstante, y para asombro de cualquiera, los estilos que eligieron para decorar sus uñitas fueron radicalmente distintos. Mientras que Laura apostó por un diseño muy juvenil, repleto de dibujos y detalles; Anita prefirió teñir de un bonito color sus uñas y finalizarlas con una sutil pero acertada capa de brillo. Dos formas muy diferentes de lucir manos en pleno temporal invernal. ¿Locura o acierto?

La divertidas y originales uñas de Laura Matamoros

Ya hemos hablado en más de una ocasión de la obsesión de Laura Matamoros por llevar las uñas siempre perfectas. Algo que consigue gracias a sus visitas a los centros de belleza Santum que son, sin duda, sus favoritos. Allí ha conseguido siempre presumir de divertidas y originales uñas. Y en esta última cita no podía ser menos. La joven influencer, que siempre suele optar por diseños llenos de color y detalles, quiso llenar sus uñas de llamativos dibujos a modo de stickers sobre un fondo de brillo sin alterar el color base. Laura decidió que cada dedo fuese distinto al anterior y en cada uña añadió un elemento significativo. Llamas, lunares, caras sonrientes, guindillas e incluso un ojo fueron algunos de los elementos que usó para decorar sus garritas. Una opción muy fresca y simpática que, si bien es más apta para los meses de verano, no puede gustarnos más.

La elegante y sencilla manicura de Anita Matamoros

Por su parte, la hija menor de Kiko Matamoros prefirió una manicura más sencilla y elegante. La joven optó por teñir sus uñas de un solo color, apostando por un estilo más clásico que el de su hermana pero igualmente acertado. En su caso, fue en el centro Princess Nails de Madrid donde se decantó por bonito tono verde botella de lo más favorecedor, al que añadió un toque final de brillo que le sentaba de maravilla. Una manicura muy de la vieja escuela que bien le hacía falta pues sus uñas ya pedían un poco de cuidados. Y no, no lo decimos nosotras, si no que ella misma calificó la situación de urgente.

Dos hermanas y dos maneras radicalmente diferentes de lucir la manicura este invierno. ¿Con cuál de ellas te quedas?