El francés se ha roto al recordar la muerte de su progenitora, víctima de un cáncer, y de sus deslealtades: «No me siento orgulloso de mí mismo».


En plena cuenta atrás para la final de ‘Supervivientes 2021‘, Tom Brusse ha participado en el puente de las emociones. Allí ha compartido sus emociones como nunca antes lo había hecho. Roto en llanto, ha hablado a corazón abierto sobre episodios que han marcado para siempre su vida: la muerte de su madre y las infidelidades a sus exparejas: Melyssa Pinto y Sandra Pica.

El francés rompía en llanto al hablar de Melyssa, a la que fue desleal en ‘La isla de las tentaciones’. «Ella me lo daba todo. La dejé por Sandra porque pensaba en mí. Quería algo nuevo. Para mí ha sido una de las traiciones más fuertes porque yo antes no traicionaba a nadie. Era muy leal muy honesto con mi gente. Allí ni sé lo que me ha pasado. La he traicionado», contaba.

«He sido infiel y no sé por qué»

También hablaba de Sandra Pica. «He traicionado a Sandra también cuando ella también me daba todo. No entiendo qué pasa por mi cabeza. Cuando una persona te da todo en vez de estar bien , voy a mi bola y traiciono. No me lo puedo quitar de la cabeza. La he traicionado con Melyssa al volver de la isla«, añadía. «He pecado porque le he sido infiel la primera vez y hace poco he sido infiel. He sido infiel y no sé por qué. No sé lo que me pasa. He sido infiel una noche en Madrid. Y ha sido muy duro mentalmente».

Telecinco

«¿Le contaste esto a Sandra?», le preguntaba Lara Álvarez. «Se lo conté unos días después porque estaba fatal y ahora entiendo porque ya estoy soltero. Por mis infidelidades. Necesito cambiar eso. Aquí me he dado cuenta de que hay que ser bueno con la gente».

«Iba a mi bola, no hacía caso a mi familia»

«Me sentí culpable. He hecho sufrir a mi familia por mis actos, mis hechos, de joven. Iba a mi bola, no hacía caso a mi familia. A mi padre, a mi madre. Siempre he tenido esa culpa de no estar tanto con mi madre porque de joven hacía cosas que un hijo no puede hacer. Salía siempre de fiesta. No hacía caso a mi familia, no estudiaba. Siempre estaba con mis amigos. Aquí me he dado cuenta de muchísimas cosas», decía, roto en llanto.

Ha sido al hablar de su madre cuando sus sollozos se han hecho más profundos. Su progenitora perdió la vida como consecuencia del cáncer que padecía. Su pérdida lo destrozó por completo. «Cuando pierdes a tu madre y no has estado al 100% con ella… No paro de culparme por todo. He hecho tantas cosas feas con mis novias, con mi familia. No me siento orgulloso de mí mismo. No he sido un buen hijo».

«Ver llorar a tu padre y a tu madre porque te explicaban las cosas de la vida y yo no les hacía caso. Me siento tan mal por eso. Tantos errores de mi vida…», se lamentaba. Cree que su paso por ‘Supervivientes 2021’ le servirá para «respetar a la gente, a no ser infiel, tratar con respeto, a ser buena persona… A veces pienso demasiado en mí. Soy demasiado egoísta. Aquí me he dado cuenta de que tengo que pensar con el corazón. Antes no tenía corazón. Nada me afectaba, nada me hacía daño. Aquí me he dado cuenta de que no soy feliz con todo lo que me ha pasado. No soy feliz. Escondo muchísimas cosas».

En su discurso en el puente de las emociones, el ex de Melyssa ha confesad sentirse muy culpable de todos los errores que ha cometido: «No me ha faltado nada en mi vida y no he sido agradecido a mi familia. He perdido a mi madre y tampoco he cambiado. He seguido a mi rollo, a mi bola, y no he cambiado. Cuando pierdes lo más importante de tu vida… Perdí a mi madre y me fui a Londres, a Hong Kong para alejarme de todo. Pero tenía que estar al lado de mi familia porque es lo más importante. No paraba de salir de fiesta, de hacer el tonto…. Mi padre lo pasó fatal».

«Necesito perdonarme de todo lo que he hecho. Lo más importante es que tengo que ser bueno, estar con mi familia, ser leal y fiel. No infiel a mi novia, amarla. No sé por qué no lo hice antes», admitía. «Quiero pedir perdón a mi padre y a mi hermana por todo el daño que he hecho a mi familia. Quiero pedir perdón a Sandra».

Carlos Sobera le daba las gracias por la generosidad con la que había abierto su corazón. «Vas por el buen camino y te va a ayudar a superar los problemas que tienes», le decía. «Has mostrado que eres un tipo muy humano y que tienes verdades muy dentro de ti. Eres una persona con sentimientos de verdad y ni el actor mejor del mundo sería capaz de simularlo». Por último, el concursante concluía: «Quiero ser buena persona con todo el mundo y estar feliz. Quiero muchísimo a mi familia. Sandra, también te quiero».