El colaborador ha estallado ante las últimas declaraciones de la malagueña sobre la muerte de Mila Ximénez.


Una vez más, Kiko Hernández ha cargado duramente contra su excompañera, Terelu Campos, a la que ha criticado con dureza. Y es que la malagueña ha hecho unas declaraciones sobre el fallecimiento de Mila Ximénez que no han sentado nada bien al colaborador. Sus palabras han provocado su cabreo en ‘Sálvame’.

«Vamos a dejar descansar a Mila»

Kiko Hernández se ha mostrado muy enfadado: cree que no es el momento de que se hable de Mila: “Entiendo que en este programa nos acordemos de Mila, porque ha sido nuestra compañera. Y en esta cadena han sido casi 20 años trabajando con ella y en este programa han sido 12 años todas las tardes, muchas noches. Entiendo que muchas veces nos da el bajonazo, nos viene su recuerdo, nos viene un ‘ahora qué diría Mila’. Y eso viene en el directo. Pero hablar de ella en una entrevista posando en bañador, a mí me sobra. Vamos a dejar descansar a Mila. Me parece innecesario, improcedente y de mal gusto”.

«Me parece de mal gusto… ¡Ya está bien!», se ha quejado. «Si tanto queríais a Mila también hay que querer a la gente que rodea a Mila. Estoy hablando de familia y de amigos. Y la familia y los amigos quieren que se deje descansar a Mila Ximénez… Vamos a dejar ya a la gente descansar», añadía. “No lo digo con el cachondeo, lo digo cabreado, enfadado y desilusionado. No pensé jamás que Terelu podría llegar a eso».

Telecinco

Sin pelos en la lengua, Kiko Hernández ha dejado muy claro Terelu lleva meses vendiendo sus miserias en los medios, pero considera que a estas alturas hay que «dejar en paz» a Mila. Y que le resulta «incómodo» ver cómo habla de “Terelu lleva tres semanas hablando de Mila Ximénez.«¡Ya está bien! ¡No me quiero calentar porque no me quiero quedar sin voz”, sentenciaba.

«El dolor de Terelu no es inferior al nuestro»

El colaborador ha recomendado a Terelu y a su hermana que respeten el dolor de sus familiares y amigos: «Quieren que dejen descansar a su madre, a su hermana y a su familiar». Sus compañeros estaban de acuerdo con su punto de vista. Lydia Lozano fue la primera en decir que las palabras de la malagueña sobre Mila Ximénez le han extrañado: “Me ha chirriado un poco”. Por su parte, Belén Esteban se mostraba menos incisiva: “La echamos todos de menos, y cada uno es libre. Pero por respeto a sus familiares… Podríamos estar horas hablando de ella, pero ya. Eso es lo que yo pienso, con todos mis respetos”. María Patiño prefería no entrar en profundidades: «No quiero que el tema de Mila me separe de nuevo de Terelu».

Kiko Hernández no cesaba en su alegato. Cabreado y dolido, insistía: «El dolor de Terelu no es inferior al nuestro. El mismo dolor que siente ella es el mismo que puedo sentir yo… Posando con bañadores y pistolas de agua me parece surrealista. ¡Lo llegan a hacer conmigo y me levanto y digo… mira, mira!».

Kiko Hernández abandona el plató, indignado

«Nos llaman todos los días para preguntarnos por el tema de Mila, pero han pasado ya tres semanas», destacaba. «Si hablo de Mila es porque hablo desde mi dolor». Por último, Belén pedía parar la conversación por respeto a los familiares de Mila Ximénez y Kiko Hernández le hacía caso susurrando: “¿Ves qué mal cuerpo se nos queda? ¡Qué horror!”. Y se marchaba de plató, sin poder minimizar su enfado.

Ajena a la polémica, Terelu se encuentra en su «Málaga querida» disfrutando de unos días de descanso. Las fotos de sus noches de fiesta sin mascarilla han indignado a un montón de usuarios de las redes sociales, que la han criticado por no respetar las medidas de prevención contra el avance de la pandemia, como la falta de mascarilla o no respetar la distancia de seguridad. El pasado mes de mayo contraía el Covid y no ocultaba su preocupación tras conocer que se había contagiado: «Cuando me comunicaron que era positiva me embargó el pánico».