Jorge Javier Vázquez ha sacado la cara por Olga Moreno después de que ella fuera pillada robando en ‘Supervivientes’ y ella lo ha agradecido.


Uno de los temas principales de ‘Supervivientes’ esta semana ha sido el robo de Olga Moreno a Melyssa. Aunque ellas son muy amigas, el hambre ha hecho que la malagueña caiga en la tentación y la termine decepcionando, un enfrentamiento que ha hecho llorar a ambas desde que se descubriera el delito. Fue este miércoles cuando salió a la luz que Olga había robado crema de cacao a Melyssa, a pesar de que ella también tenía un bote, lo que dejó sin palabras a Melyssa. Ambas se cortaron el pelo por esta recompensa y el feo gesto ha dejado rota a la joven. Precisamente sobre ello fue preguntada Rocío Flores, quien consciente de lo que había sucedido, dijo que «era indefendible». Un día después el propio Jorge Javier Vázquez se ha pronunciado sobre ello, sacando incluso la cara por la mujer de Antonio David Flores: «Ante el hambre extrema no sería capaz de juzgar a nadie». 

Emocionada por lo dicho por el catalán, Olga Moreno ha agradecido sus palabras y es que están siendo días muy duros para él. Esta traición está dando mucho que hablar dentro y fuera de la isla hasta tal punto que han sido muchos los comentarios que se han podido leer estos días sobre la aventura selvática. La tildan de tramposa y mentirosa, ya que solo un poco antes Olga Moreno había dicho «Ni muerta voy a robar yo comida de recompensa de compañeros». Al faltar a su palabra, los espectadores se han sentido traicionados, al igual que Melyssa, que también ha descubierto que Olga le habría robado nocilla. Dolida al ser grandes amigas, la joven diseñadora rompía a llorar ante la confesión de su amiga, pues consideraba que eso no debería de hacerlo alguien con el que tiene una relación tan especial. Su amistad y confianza se resquebraja casi a partes iguales y, por el momento, el público de ‘Supervivientes’ tiene claro que en esta guerra están en contra de ella.

Telecinco

No es la primera vez que su nombre está en entredicho por el mismo asunto. Las cámaras la pillaban in fraganti en mitad de la noche mientras comía patatas de una recompensa de Alejandro Albalá, sin embargo, el ex de Isa Pantoja ha dicho que él le dio su consentimiento. Hastiado de la comida que recibió, Alejandro dio luz verde a Olga para que hiciera con ese plato «lo que ella quisiera» y ella se lo comió a escondidas. Su argumento no terminaba de convencer ni a los colaboradores ni tampoco a sus compañeros, pero la malagueña insistía en que «eso era así y que ella no estaba mintiendo».