Dakota

El hambre comienza a pasar factura en ‘Supervivientes’: La queja de Dakota

La concursante del reality de aventuras de Telecinco ha asegurado que no pretende alimentarse a base de insectos.

No han pasado ni 48 horas y el hambre ya comienza a pasar factura entre los concursantes de ‘Supervivientes 2019’. Ha sido la que fuera participante de ‘Hermano mayor’, Dakota, la primera en mostrar cómo les está afectando el no tener nada que comer.

3Nada de saltamontes para comer

«No nos han dado nada», comenzaba a quejarse Dakota ante sus compañeros. «Tengo hambre, pero en la vida me como yo un saltamontes«, continuaba quejándose la que fuera protagonista del programa presentado por Pedro Aguado.

Por su parte, Mahi trataba de consolarla contándole una divertida anécdota. «Pues yo una vez con mi novio nos comimos unos cuantos de esos que venden en el supermercado que vienen ya preparados y estaban muy ricos», comentaba la exconcursante de ‘Maestros de la costura’.

2Omar Montes, preocupado

En la Playa de los Señores los ánimos son muy diferentes puesto que cuentan con todo tipo de provisiones. Es decir, desde comida hasta útiles de pesca y cocina, pasando por hamacas y esterillas. Sin embargo, y pese a que todos celebraban el haber conseguido ser los habitantes de esa localización, Omar compartía con sus compañeros su gran preocupación: «¿Cómo estarán los de la otra playa?«.

1Encarna Salazar, la que peor lo está pasando

La integrante de Azúcar Moreno es la que peor lo está pasando en Cayos Cochinos. A los diez minutos de espera a que se tirara del helicóptero, debido a un ataque de pánico, se le suman las «terribles» condiciones a las que se tiene que enfrentar. Pese a que tienen el privilegio de la inmunidad, así como tres latas de comida, un cuchillo y una cazuela, lo cierto es que la «suciedad» le está impidiendo disfrutar de la aventura.

Fue Carlos Lozano quien se encargó de abrir un coco y le dio a Encarna para que bebiera el agua que contenía. Sin embargo, la que fuera representante de España en Eurovisión 1990 se negó a hacerlo porque «esto está sucio«.