Ana Rosa Quintana ha protagonizado un divertido momento junto a Inés Arrimadas, quién la ha confundido en pleno directo con Susanna Griso. Así ha salido del paso la presentadora con mucho humor


Conviene no perder de vista nuestra televisión porque a menudo nos da momentos verdaderamente gloriosos. El último lo ha protagonizado Ana Rosa Quintana hace unas horas. La presentadora se encontraba informando sobre la agitada actualidad política del país que, por ejemplo, pasa por la reorganización de Ciudadanos tras la salida de Albert Rivera. La máxima candidata a reemplazar al novio de Malú es Inés Arrimadas y la periodista quiso conectar con ella.

Durante un momento de la charla, la diputada por la formación naranja llamó «Susanna» a la presentadora. Arrimadas tuvo un lapsus y todos pensaron que se había confundido con Susanna Griso, rival de Ana Rosa en la parrilla televisiva matutina. La política se dio cuenta de ella y enseguida quiso rectificar, pidiéndole disculpas. Lejos de ofenderse por ello, Quintana encajó el comentario con humor: «No te preocupes, antes me llamaban Teresa», dijo en referencia a María Teresa Campos, que antes dirigía el programa ‘Día a Día’, en su misma franja horaria.

Sin embargo, la propia Inés Arrimadas confesaría después que no se refería a la presentadora de ‘Espejo Público’, sino a su jefa de prensa, que también se llama Susanna. En ese momento estaba pensando en ella y su subconsciente la jugó una mala pasada. Es lo que tiene estar en contacto con alguien frecuentemente.

Dos ‘reinas’ muy bien avenidas

Sea como fuere, la rivalidad sana entre Ana Rosa Quintana y Susanna Griso ha traspasado fronteras y llegado incluso hasta el Congreso de los Diputados. Las dos ‘reinas’ de la mañana llevan muchos años al frente de sus programas, llevando la actualidad del país a los hogares españoles desde primera hora de la mañana.

Para terminar, cabe destacar que es la segunda anécdota que protagoniza la presentadora de Telecinco en poco tiempo ya que hace unos días confesó que a veces se le olvida llevarse el pinganillo cuando va al baño. ¡Qué viva la televisión y estos momentazos!