La modelo y ahora diseñadora tiene ese vestido con el que logra crear el look más espectacular. Puede ser la mejor opción para lucir las próximas fiestas


No deja de sorprendernos con cada uno de sus looks. Si la vemos en una de las exclusivas fiestas a las que acude por medio mundo consigue convertirse en la más espectacular de la alfombra roja, si va camino de una reunión de trabajo es la ejecutiva más elegante, si tiene un acontecimiento familiar sabe elegir el estilismo perfecto para la ocasión… Incluso haciendo deporte, Mar Flores elige los conjuntos más ideales. La modelo, que ahora también triunfa como diseñadora al frente de su firma de complementos y ropa Mar Flores Madrid, tiene la maestría de saber combinar el clasicismo con la tendencia, dando a la vez un toque atrevido a sus outfits. Su último vestido es el mejor ejemplo.

Con el mismo físico espectacular de su época sobre la pasarela de finales de los 80 y los 90, Mar puede con todo. Su último gran look ha sido este vestido de Príncipe de Gales midi marcando la figura, con tirantes, botones laterales y sugerente escote y abertura. Un modelo que en otras podría resultar un tanto excesivo, pero que en su percha no puede parecernos más elegante.

El vestido de Mar Flores es simplemente perfecto, y todavía más combinado como hace ella, con unas finas sandalias negras de tiras (el botín es otra opción ideal si quieres un aire menos sofisticado). Es un modelo de Fernando Claro que está disponible en todas las tallas en la web de la firma por 200 euros. Mar no ha dejado de recibir piropos de sus miles de seguidores para quienes el denominador común de su outfit es la elegancia.
Prácticamente a la vuelta de la esquina ya están las comidas y cenas para celebrar la Navidad y este look puede ser una magnífica inspiración.

Un físico conseguido con mucha constancia y fuerza de voluntad

Pasados los 50 y con cinco hijos, Mar Flores mantiene su figura de top. ¿Cómo lo consigue? Pues junto a una genética envidiable, su constancia y fuerza de voluntad tienen mucho que ver en ello. La diseñadora se cuida, y mucho, tanto por dentro como por fuera. Una dieta saludable, complementos de vitaminas, colágeno o los últimos tratamientos de belleza son algunas de esas claves, pero también las duras sesiones de entrenamiento, que no se salta ni cuando está de viaje.
Mar tiene su propio entrenador personal, con el que se machaca prácticamente a diario y tonifica cada una de las partes de su cuerpo. El resultado salta a la vista y hace que muchas nos animemos a seguir sus pasos, aunque no se llegue a conseguir su meta.