La hija de la Infanta Elena está haciendo su irrupción en el mundo de la moda con altibajos, lo mismo aparece con un estilismo impresionante que mete la pata hasta el fondo. Todas tenemos días malos y claroscuros en nuestro vestidor, no pasa nada. Ayer se celebró la fiesta de la que fue la firma del estadounidense Virgil Abloh en Ibiza con una cena de temática «Imaginary». Un sinnúmero de instagramers, influencers y modelos como Xavier Serrano, Alba Díaz, Irina Isasia o la hija de Jaime de Marichalar aparecieron en la cena. Victoria Federica lució uno de sus peores looks para el evento de Off-White, con un vestido que no favorecía nada su figura. Te analizamos todos los detalles.

La influencer está haciendo sus primeros pinitos como modelo y en los últimos eventos la hemos podido ver deslumbrante. Recordad su conjunto de Dior hace unos días en Paris o aquel kimono naranja que se viralizó en las redes, como algunos de sus muchos momentos estelares. Pero hoy no ha tenido la misma suerte. Victoria eligió un vestido bicolor de manga larga que no le sentaba nada bien.

Victoria Federica con el peinado efecto wet hair para la fiesta Off-White

El diseño tenía un tejido tornasolado en la parte superior que daba paso en la cadera a una falda midi negra. No sabemos si se sacó la foto en plena golden hour, pero la prenda era tan transparente que pudimos ver su ropa interior con solo pasar la mirada. Los colores del vestido eran un poco confusos una mezcla entre metalizado, negro y marrón. De frente, no se distinguía del todo si era una camiseta ajustada y una falda o un vestido. Lo peor del look fue que eligió un sujetador estilo bandeau que le aplastaba el pecho y dejaba a la vista unos pliegues de los que se hubiese librado con un balconette strapless con una forma más natural.

Los accesorios del outfit tampoco fueron los más acertados. Por un lado, optó por unos pendientes largos con cadenas plateadas que le llegaban hasta la clavícula. Hubieran sido una buena opción si se hubiera recogido el pelo, pero no fue el caso. Además, también adornó su cuello con una cadena de calabrote en plata y otra cadena un poco más fina y larga, anillos XXL… Demasiado complemento concentrado en la misma zona.

Para su pelo optó por la tendencia de la temporada, el wet hair. Dejó su melena rizada al viento, aplicó espuma en las puntas y la parte media del pelo y dejó completamente seca la parte superior, un error más que hizo que su estilismo se viera descuidado.