Leonor y Sofía han llegado hoy a Oviedo para visitar la «LAFPABRICA. Fábrica en Premios» y lo han hecho con dos looks tan dispares como sorprendentes.


Octubre es, sin duda, el mes más especial para la princesa Leonor. O por lo menos el más ajetreado de todos. No hay más que ver su apretada agenda para darse cuenta. El pasado día 12, con motivo de la Fiesta Nacional, pudimos verla en los actos que tuvieron lugar en el Patio de la Armería del Palacio Real acompañada de sus padres y la infanta Sofía; mañana mismo tendrá lugar la entrega de los Premios Princesa de Asturias en Oviedo, el acto más importante para la heredera, pues es la segunda vez que lo preside; el sábado la podremos ver junto a los Reyes Felipe y Letizia y su hermana en la visita a Somao, el Pueblo Ejemplar de Asturias de este año 2020; y el próximo 31 de octubre celebrará su 15 cumpleaños. ¡Un no parar que no puede gustarnos más!

Aunque hasta mañana no se celebran los premios a los que da nombre, Leonor y toda la Familia Real se han desplazado hoy mismo a Oviedo para visitar las instalaciones permanentes de «LAFPABRICA. Fábrica en Premios», una antigua fábrica de armas a cargo de la Fundación Princesa de Asturias en la que se suelen realizar actos culturales de todo tipo. Una cita a la que tanto ella como su hermana Sofía han acudido con dos estilismos muy otoñales pero, al mismo tiempo, muy diferentes.

Leonor se llena de colores y Sofía apuesta por el elegante negro en su visita a la LAFPABRICA: Fábrica en Premios

Leonor ha optado por un conjunto quizás más llamativo que el de su hermana pero no por ello más acertado. Formado por un vestido en color verde de cuello cerrado y largo hasta la rodilla, de Mango, y combinado con un abrigo de paño en color blanco, de Carolina Herrera; la princesa volvía a apostar por la solemnidad y, aunque vemos cierta intención en la combinación, no logra convencernos del todo. El vestido nos gusta pero hubiéramos preferido verlo junto a un abrigo tres cuartos y más abierto. Sofía, en cambio, ha querido dar todo el protagonismo a su abrigo, manteniendo prácticamente en secreto qué lleva tras este. En color negro y muy elegante gracias al bonito cierre perlado; la infanta nos ha dado una nueva lección de estilo.

En cuanto a calzado, la mayor de las hermanas ha vuelto a apostar por las clásicas bailarinas, de Pretty Ballerinas. En esta ocasión, y alejándose de los aplaudidos taconcitos brillantes que llevó en la Fiesta Nacional, se ha decantado por unas sencillas manoletinas en crudo. Su hermana, sin embargo, ha querido arriesgar un poco más, con unas bailarinas en punta, con tiras y perlas, de charol negro, también de la misma firma que las de su hermana. Dos elecciones que vuelven a situar a Leonor y a Sofía en las antípodas de la moda. Y es que hoy parecen solo coincidir en el peinado; pues ambas han recogido su pelo de la misma forma.

Mañana podremos verlas en los Premios Princesa de Asturias

Los looks de Leonor y Sofía en su visita a esta singular fábrica nos sirven como perfecto aperitivo, pues mañana podremos disfrutar del plato fuerte con sus apariciones estelares en la entrega de los Premios Princesa de Asturias. Una gala que, al contrario de lo que ocurría en los años anteriores, y debido a la crisis de la Covid-19, tendrá lugar en el Salón Covadonga del hotel de la Reconquista, en un acto sin público y con un menor número de invitados que de costumbre. Es la primera vez en la historia que estos galardones no se entregan en el Teatro Campoamor de Oviedo. Y es que el coronavirus está condicionando las vidas de todos y cada uno de nosotros, independientemente de nuestro estatus social.

Para ver los estilismos que Leonor y Sofía eligen para tal importante acto tenemos que esperar a mañana. No obstante, hoy podemos disfrutar de sus desconcertantes y elegantes atuendos en su llegada a Oviedo. Dos looks muy diferentes pero con puntos en común con los que, una vez más, las royals patrias más jóvenes han dejado claro que ellas están encontrando su estilo propio pero cada una por su lado.