Distanciadas, las hijas de María Teresa Campos han vuelto a verse las caras en un acto público. Así fue su encuentro.


Hace apenas unos días, Carmen Borrego y Terelu Campos se reencontraban las caras en el plató de ‘Secret Story’. Allí protagonizaron un tenso cara a cara en el que apenas cruzaron palabra. No ha sido el único momento en el que han vuelto a verse. Recientemente, ambas hermanas han compartido algunas palabras. Sobre ello ha hablado la menor de las hijas de María Teresa Campos en ‘Sálvame’. 

La malagueña ha revelado que durante un acto al que ambas tenían que asistir y dieron un paso a favor de su acercamiento. Tímido y breve, pero al menos han hecho lo posible para dar un paso adelante en su camino a la reconciliación. Tras el fichaje de Carmen en ‘Sálvame‘ se ha abierto una grieta entre ellas. Terelu no aprueba la actitud ni algunas de las decisiones tomadas por su hermana en el programa ni con alguno de sus compañeros, como Kiko Hernández, con el que tiene una guerra abierta. Esta, por su parte, está «harta» de que se la juzgue y se la considere culpable siempre que existe un conflicto familiar.

«Hablamos y hemos quedado en sentarnos para seguir hablando»

«Coincidimos en un acto donde teníamos que ir las dos», ha detallado Carmen Borrego. Sobre cómo se ha producido su encuentro ha dicho que todo transcurrió con mucha tranquilidad: «Hablamos y hemos quedado en sentarnos para seguir hablando». 

Gtres

En la breve conversación que mantuvieron, Carmen ha asegurado que Terelu no le ha hecho reproche alguno: «No, no era el momento», destacaba. «Me imagino que cuando me siente con ella me dirá muchas cosas».

«A ella le han sentado mal muchas cosas y a mí otras»

Y es que no era ni el lugar ni el momento oportuno de abordar los asuntos que las han distanciado: «Hay que hablar de muchas cosas, a ella le han sentado mal muchas cosas y a mí otras. Ella suele regañar más bastante que yo. Yo no soy de regañar. Me pueden sentar mal las cosas, pero no regaño. Yo no te digo lo que quiero que hagas. Yo doy más libertad a todo el mundo».

En esa charla pendiente tendrán tiempo de repasar los puntos de fricción que han protagonizado en las últimas semanas. Y que aún hacen estallar a Carmen en contra de las críticas de su familia. Porque no solo ha recibido los reproches de Terelu: también los de Alejandra Rubio.

«Estoy harta y lo puedo decir. ¿Incendiar es decir que estoy harta? No solo estoy harta, puedo estar hartísima incluso. Y eso no es incendiar. Porque ella ha dicho 25 millones de veces en ‘Viva la vida’ que su hija está hasta los cojones de mí. Y yo no he dicho nada. ¡Y ahora soy yo la que viene a decir que estoy harta! ¡Ya está bien de ver la paja en el ojo ajeno!»