Omar Suárez ha vivido uno de sus programas más difíciles en ‘Sálvame’. Él y su cámara se encontraban a las puertas de la casa de Yulen, sin embargo, en plena cobertura avisó que debía cortar la conexión porque su compañero se sentía mareado. No dio más detalles y se limitó a soltar el micrófono para ayudarle: «Estoy teniendo un problema. En serio, tengo un problema con el cámara. Os lo digo en serio. Tengo que cortar. Está mareado». La imagen se empezó a tambalear, fruto de los movimientos que estaba sintiendo con su mareo y por los que era incapaz de mantenerse en pie. La imagen se congeló y se cortó la conexión, siendo Omar el que ha comunicado cómo se encuentra tras este susto repentino. «Gracias por los mensajes preocupándoos por mi compañero cámara. Hemos tenido que cortar la conexión al sufrir un golpe de calor», comienza diciendo.

No solo se preocupó Omar, que estaba siendo testigo de todo en primera persona y que pudo socorrer a su compañero, también el equipo de ‘Sálvame’ y los vecinos de la zona. Por ello, ha agradecido a todos su comportamiento, así como los gestos de cariño de las últimas horas. «Gracias a los vecinos que estaban viendo el programa y han salido a ayudarnos y al 112, se ha podido recuperar», ha explicado. De este modo, aclara que evoluciona favorablemente y que todo se debió a las altas temperaturas que actualmente hay en nuestro país.

El golpe de calor se produce cuando la temperatura del cuerpo sube rápidamente y no se puede bajar, un problema de salud que es peligroso y que hay que atajar con rapidez. Requiere tratamiento de urgencia y suele tener lugar cuando estamos expuestos a altas temperaturas durante un largo tiempo, tal y como le sucedió a Omar Suárez, reportero de ‘Sálvame’ y a su cámara. Esta situación ha llevado al periodista a hacer un alegato de apoyo a todos aquellos que como él trabajan con este tipo de condiciones. «Aprovecho para poner en alza mi profesión y la de todos mis compañeros, además de todas las personas de cualquier sector que trabajan en la calle y que en muy pocas, poquísimas veces, se valora», comenta el comunicador.

Omar Suárez
Redes sociales

Este vahído que inevitablemente se ha convertido en noticia también hizo saltar las alarmas en ‘Sálvame’. Compañeros como María Patiño mostraron su preocupación con lo sucedido sin dejar de preguntar si le estaba pasando algo: «Se ha mareado, pobre. Con el calor que hace, que se siente». Adela pidió que los vecinos les llevaran agua con el único fin de que se intentara recuperar.