La cantante ha sufrido a nivel personal, con la muerte de varios familiares, y a nivel profesional, con la cancelación de proyectos


En 2001, con solo 10 años, fue considerada una niña prodigio. Ahora, casi 20 años después, Melody (30) sigue apostando por su carrera musical y lanza un nuevo tema para hacer bailar a todo el mundo y que olviden las penas. Penas que la propia artista ha confesado a SEMANA haber sufrido tras la muerte de varios familiares. La andaluza nos abre su corazón y nos explica cómo ha pasado estos meses, qué siente al verse actuar de pequeña y nos cuenta si le gustaría ser madre.

Melody, pareces triste. Estos meses han sido complicados para ti, ¿verdad?
Han sido un poco duros. Te voy a ser sincera, no te quiero decir que estoy bien, cuando no es así. El confinamiento me lo tomé de buena forma, pero… Durante ese tiempo he perdido a seres queridos y lo he sufrido muchísimo. Lo he pasado muy mal, porque no me he podido despedir de ellos. No ha sido nada fácil, pero tenemos que seguir hacia delante. Eso es lo que hubieran querido ellos, pero, es complicado, la verdad…

¿Ha sido a causa de la Covid?
No, no ha sido por culpa del coronavirus. Lo más terrible y por lo que me siento mal es porque no he podido estar con ellos. Eso ha sido lo duro. Aparte de esta plaga existen otras enfermedades. No poder ver a tu gente, abrazarles y estar con ellos, ha sido lo más desagradable y lo que me ha tenido desestabilizada.

¿Y tú cómo estás de salud?
A mí el virus no me ha tocado y a mi familia tampoco. Me hago pruebas de sangre y gracias a Dios no lo he pillado. Creo que esto es algo que acabaremos pasando todo el mundo.

¿Dónde has estado viviendo estos meses?
Los he pasado aquí. Yo estaba en México y me vine para España a hacer una campaña publicitaria y también mis conciertos. Tenía una gira muy larga, pero la agenda se paró, porque el mundo también se paró. Ahora es cuando, poco a poco, se han empezado hacer cositas.

¿Has podido sacar algo positivo de esta situación?
Yo creo que en este tiempo todos hemos meditado de alguna forma y nos hemos dado cuenta de muchas cosas. Hay que vivir el día a día. Hay que sonreír y hay que pasarlo bien. El futuro es hoy.

¿Y a qué niveles te ha perjudicado profesionalmente?
El nuevo single que estoy estrenando estaba previsto que saliera en marzo, pero, ¿qué crees que me pasó? Tenía todo preparado y te hablo a lo grande: 30 figurantes, vestuario, actores, maquillaje… y la noche de antes de grabarlo lo tuvimos que cancelar. Hemos tenido que cambiar todo y empezar de cero, porque debido a la medidas de seguridad hemos tenido que reducir todo al mínimo.

¿Y cómo te tomaste la situación?
Al principio lloré mucho y me preguntaba cómo podía estar sucediendo esto. En un momento se desmoronó todo lo que tenía. Económicamente lo tenía todo pagado… Pero, ¿sabes qué? La vida hay que tomarla como viene y no se debe aferrar uno a nada.

Pero, finalmente todo ha salido bien y ya has podido estrenar este nuevo tema.
Totalmente. Ahora ha salido un nuevo videoclip, una nueva historia y un nuevo vestuario. De lo anterior no me ha servido nada más que la canción. En esta segunda grabación he cruzado los dedos para que no sucediera nada malo.

Haciendo repaso a toda tu trayectoria ¿Qué se le pasa a Melody por la cabeza ahora cuando se ve cantando El baile del gorila?
Esa canción el año que viene cumplirá veinte años… como pasa el tiempo. A mí me encanta verme, me siento muy orgullosa y feliz. Si volviese atrás me encantaría volver a vivir,todo lo que he vivido. Me considero una persona bastante positiva y me encanta la alegría. Creo que he venido a esta vida a hacer feliz a los demás a través de mis canciones. Cuando veo mis vídeos de pequeña me entra mucho orgullo. No te imaginas en la cantidad de países que han bailado mis temas.

¿Estás contenta por la carrera que has llevado desde que te lanzaste al estrellato
Pues mira, yo creo que mi profesión es muy dura. Hay mucho sacrificio y muchos cambios… El primer disco mío salió en cassette, ¿tú te imaginas enseñarle ahora a un chaval de 14 años un cassette? He vivido muchos cambios en la industria. Antes lo digital no existía y he visto todo ese cambio, incluso el cambio físico mío. He pasado de ser una niña, a una adolescente y luego una mujercita.

Pero, ¿estás contenta?
Siempre hay cosas que  mejorar. Pero he hecho un buen trabajo y mira, ahora estoy con SEMANA, haciendo una entrevista. Hay cosas que habremos hecho bien, ¿no? y me siento orgullosa. Hay que seguir es trabajando, son veinte años dedicándome a esto y todos los días son como si fueran el primero. Hay que tener paciencia y no desesperarte en querer que la gente sepa lo que tú eres. Por ejemplo, tras mi paso por Tu cara me suena se sumó mucha gente.

¿Te gustaría entonces volver a la televisión?
Yo es que soy muy televisiva. A mí me ponen una cámara y enseguida me pongo a darlo todo.