¡Reto conseguido! Después de muchas horas de duro entrenamiento, gran dedicación y una enorme dosis de esfuerzo, Nagore Robles ha superado su último desafío. La colaboradora ha conseguido terminar la maratón de Berlín. Un día inolvidable que recordará siempre en el que no ha podido evitar romperse una vez rebasada la meta. 

Nagore Robles
Instagram

Un sueño hecho realidad para Nagore Robles que comenzó a trazar hace algunos meses. Minutos antes de comenzar la maratón confesaba sentirse muy nerviosa, pero con enormes ganas de superarse. «Ya ha llegado el gran día. Pase lo que pase, yo ya me siento orgullosa. He luchado mucho por llegar hasta aquí. Ha habido mucho esfuerzo en cada entreno. Y cada sesión de rehabilitación para que mi rodilla (lesionada justo hace un año) se recuperara. Solo espero disfrutarla y ser consciente del día tan importante en mi vida en el que me encuentro», ha afirmado en redes

Una jornada muy emocionante para Nagore Robles

La colaboradora ha querido hacer partícipes a sus seguidores de esta exigente prueba en la que ha recorrido 42 kilómetros, para ello ha invertido más de cuatro horas corriendo por la capital alemana. Como buena ‘influencer’ ha retransmitido en directo algunos de los momentos, entre ellos, la salida y su llegada a meta envuelta en un mar de lágrimas. «Gracias a cada persona que me ha apoyado para llegar aquí. Va por tod@s ell@s y por vosotr@s», afirmaba. 
Nagore Robles
Instagram
Fue el pasado mes de agosto cuando Nagore Robles comunicó la noticia de que estaba dispuesta a asumir este importante reto. «Tengo muchos sueños por cumplir, y este del que os voy a hablar es uno de ellos. No soy buena guardando secretos y menos aún con vosotros. Llevo mucho tiempo queriendo anunciaros este reto profesional, físico y, sobre todo, personal, al que me voy a enfrentar: correr una maratón, mis primeros 42 kilómetros, y además en Berlín”.
Un reto que ha superado a pesar de algunas dificultades que se ha encontrado en el camino, entre ellas, lesiones. “Sabéis que el año pasado me lesioné la rodilla y, gracias a un equipo de buenos profesionales, mi constancia y mi lucha, hemos logrado que esa dolencia no impida que hoy os pueda contar este reto al que me enfrento. Sé que será muy difícil y que el miedo a lesionarme o a no cumplir con las expectativas pueden llegar a jugarme una mala pasada”. 
¡Enhorabuena campeona!