Jesulín de Ubrique y María José Campanario ¿crisis en Ambiciones? rumores de ruptura

Jesulín de Ubrique y su mujer, María José Campanario, podrían estar pasando por una fuerte crisis según se ha dicho en 'Sálvame'. La pareja hace vida por separado y los rumores de ruptura cobran cada vez más fuerza. En Ambiciones no reina la paz en estos días, quizá por el libro que desvela los entresijos de la familia

Llevan meses alejados del ojo mediático pero parece que ni distanciados de las polémicas Jesulín de Ubrique y María José Campanario logran encontrar la paz. Tal y como contó ayer José Antonio León en Sálvame, el matrimonio podría estar pasando por un momento muy crítico en su relación. Tanto, que podría ser el definitivo.

Leer más: Salen a la luz todos los secretos de Ambiciones

«Nos ha llegado la información de que hay una crisis bastante fuerte donde a Jesús se le está arrinconando y que, quizá, Jesús no toma ciertas decisiones para no cometer el mismo error que ya tuvo en el pasado», fueron las palabras del periodista. Pero fue Kiko Hernández quien, con contundencia, hizo saltar todas las alarmas al afirmar que «esta es la crisis definitiva». 

El libro que pondrá en jaque a los Janeiro

Lo cierto es que la vuelta a la palestra esta vez poco tiene que ver con algo que hayan hecho ellos mismos y mucho con la inminente publicación del libro que podría poner patas arriba la vida de todos los habitantes de Ambiciones. Pepa Caballero, la que fuera representante de algunos de los miembros de la familia Janeiro, está a punto de publicar un libro en el que, según ella misma, promete revelar numerosos secretos que el clan lleva ocultando durante años.

Leer más: los secretos de Ambiciones, al descubierto en un libro

Amores que duran más de lo que se cree, motivos económicos por encima de los sentimentales y traiciones inesperadas son solo algunas de las pinceladas que la autora ha dejado caer en la promoción de la publicación.

Este hecho ha vuelto a traer la historia de Belén Esteban con Jesulín a primera línea de la noticia, algo que ha encendido sobremanera a la colaboradora, que ayer terminó por abandonar el plató en el que trabaja no sin antes dejar claro que no tiene nada que ver con la escritora. «Con esto de la separación no voy a opinar. Estoy en otra onda, organizando mi boda.  No he cruzado ninguna palabra con la señora que ha escrito el libro, la conozco de verla un día en Ambiciones y de otro que vino aquí para representar a la hija de Chiquetete. No sabe nada de mi vida»