La mujer de Kiko Rivera está cansada y ha vuelto a recalcar que el conflicto familiar está afectando a su relación de pareja.


Después de pasar unos días de ensueño a raíz de la celebración de su 30 cumpleaños, Irene Rosales se ha mostrado al límite este fin de semana en ‘Viva la vida’. A pesar de haber repetido por activa y por pasiva que quiere mantenerse el margen, la mujer de Kiko Rivera ha mostrado su hartazgo con la guerra abierta que hay con Isabel Pantoja. La colaboradora del programa de Telecinco está cansada de que le acusen de ser «la mano que mece la cuna» y se lo ha hecho saber a Emma García.

Instagram

Irene Rosales está harta de las críticas que está recibiendo en los últimos meses de aquellos que piensan que ha sido la culpable del conflicto entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja. «No sé qué hago en este mundo si todo lo hago mal”, comenzaba a sincerarse la colaboradora después de que Emma García le preguntase acerca de las declaraciones de Anabel Pantoja en ‘Viernes deluxe’ en donde dejaba caer que había alguien que estaba manipulando a su primo.

«A mí solo me importa mi opinión, me importa un bledo lo que opine todo el mundo«, decía cansada del asunto. A pesar de que está harta, la de Sevilla se muestra tranquila al saber el motivo por el que su marido está haciendo diversos movimientos en su guerra abierta con la tonadillera. «Si la gente piensa que yo muevo a Kiko, la gente se equivoca», sentencia.

Las idas y venidas del DJ con su madre están haciendo mella en la relación, tal y como ha desvelado en varias ocasiones Rosales y hoy se ha encargado de volver a confirmarlo. «Discuto más con él que él con su familia, pero eso no significa que no lo vaya a apoyar. Esto me está trayendo más dolores de cabeza. No discuto con mi familia y los problemas los tengo con la familia de mi marido», relata con el semblante serio.

Irene Rosales también deja claro en que, a pesar de su hartazgo, seguirá apoyando a su marido, aunque no esté de acuerdo con él en determinados aspectos. «Cada uno es mayorcito, es muy fácil señalar para quitarse la responsabilidad de uno mismo», insiste.

«No empecé el conflicto»

retoque
Instagram

Nuevamente, Irene Rosales vuelve a incidir en el hecho de que ella no fue la que comenzó el conflicto con Isabel Pantoja. Además, aclara que tiene derecho a responder a determinadas informaciones a raíz de que Suso Álvarez desvelara que la tonadillera le había dicho a algunos periodistas que había sido la sevillana la culpable de su enfrentamiento con su hijo.

Sobre lo que le reprochó Anabel Pantoja a Kiko Rivera acerca de los problemas de adicción, cuando alguien de su círculo cercano le dijo que se apartara, Irene Rosales ha justificado la decisión puesto que no sabía cómo iban a proceder cuando se fueron con la cantante y el DJ a una casa del Rocío. «Ahí se dijo que no viniera nadie«, finaliza.