«Todo este problema emocional que realmente tengo me tiene ahí. Si doy un paso adelante me caigo al barranco», ha afirmado el DJ.


Los últimos meses han sido tremendamente complicados para Kiko Rivera durante los cuales ha roto por completo los lazos que le unían a su madre, Isabel Pantoja. Como consecuencia de este conflicto familiar, el DJ ha visto cómo volvían a acecharle viejos fantasmas. Él mismo ha confesado recientemente que se le había pasado por la cabeza volver a consumir. 

Instagram

«Todo este problema emocional que realmente tengo me tiene ahí. Si doy un paso adelante me caigo al barranco», ha afirmado el DJ durante una charla con Sofía Cristo en su canal de Twitch. Esta le proponía comenzar una recuperación en un centro de Sevilla de forma inmediata, en el mes de marzo. «Estoy dispuesto, te lo prometo», ha sido la contestación del hijo de la tonadillera. 

Una recuperación en la que contará con la ayuda de profesionales, terapias presenciales, con un grupo específico… Con la única finalidad de que se pueda quedar en casa solo con sus hijos sin ningún temor añadido. «Bendito día ese», añadía un sincero Kiko Rivera. Por su parte, Sofía Cristo le tendía su mano para su completa recuperación y le confesaba que ella llevaba casi ocho años limpia.

© Redes sociales.

El DJ ha hablado en diversas ocasiones de forma abierta sobre sus adicciones que desveló públicamente durante su participación en ‘GH Dúo’. Ha llegado a estar cuatro largos días de fiesta: «Pensé que me moría. No comes, no duermes, solo consumes… Mi cuerpo dejó de funcionar. Yo quería levantar el brazo y no podía». Asimismo ha revelado que consumía en solitario. «En una de mis noches locas me pegué dos o tres horas mirando por la mirilla de la puerta y no había mirilla». Quiere cerrar de una vez por todas este duro capítulo de su vida: «Me voy a poner a tope con eso. Yo no estoy mal, pero no vivo tranquilo. Vivo en una incertidumbre de la hostia y tengo que entretenerme yendo al estudio, con mis directos, mi mujer, mis hijos…».

El temor de Irene Rosales

Irene Rosales confesaba recientemente que su marido no estaba completamente recuperado y temía una posible recaída. «Llevo temiendo un bajón desde marzo de 2018 cuando dijo que tenía este problema», dijo en el programa en el que colabora, ‘Viva la vida’. Sabiendo que pasa por un tiempo de importantes conflictos, cree que pueda volver a caer. También señaló que sus coqueteos con las drogas no estaban principalmente ligados a las noches de fiesta sino que su fin era evadirse de otros problemas.

Instagram

Actualmente el DJ continúa trabajando para superar sus adicciones. Recibe la ayuda de psicólogos y también está siendo supervisado por un psiquiatra, tal y como señaló la sevillana. Evita la medicación porque no le sienta bien. Un punto clave está siendo la práctica deportiva para mantener su cabeza alejada de ciertos pensamientos.