La cuenta atrás ha comenzado. En menos de un mes y medio, Cristina Pedroche volverá a ponerse delante de las cámaras para despedirse del 2019 con uno de sus looks imposibles. Si el último de ellos parecía que era el no va más, la presentadora acaba de asegurar en su última aparición pública que no volverá a dejar indiferente a nadie.

Cristina Pedroche

Sin entrar en muchos detalles, Cristina ha contado que ya sabe el color del vestido y que va a ser «muy fuerte». «Normalmente suelo hacer pruebas físicas como cuatro o cinco como mucho, pues ya llevo 5 hechas. Este año está siendo complicado«, ha desvelado, dejando la intriga.

View this post on Instagram

Feliz año nuevo ❤️❤️❤️

A post shared by cristipedroche (@cristipedroche) on

Tan segura está de que esta pieza supondrá un antes y un después, que cree que este debería ser su último año al frente de las Campanadas. «Creo que este año ya debería despedirme porque después de esto no sé si hay algo más… Josie siempre dice que hay millones de ideas y que te puedes reinventar, pero este año es muy top, es fuerte. Otros años yo no decía que fuera. Pero no es fuerte por enseñar más o menos cuerpo, es fuerte por concepto. Creo que la gente se va a quedar, como dice Josie, ‘chocada’.

Si bien ser la encargada de dar la bienvenida al nuevo año es todo un privilegio, también supone un sacrificio y es que Cristina Pedroche no puede tomarse las uvas tranquilamente con su familia. Lejos de ser un hándicap, asegura que no le importa lo más mínimo.

«Es una tradición que me gusta, igual que creo que este año me gustaría despedirme y que este vestido es lo más, pero no sé… Me da como gusto, es un evento que nos hemos inventado nosotros y me gusta mucho hacerlo. Para mí, el día que se termina el trabajo es el mismo 31 cuando digo ‘feliz año nuevo’. Luego las audiencias, las críticas y tal son un extra. Para mí lo importante es hacerlo bien, que se vea bien el vestido como yo quiero…