«Siento que soy un auténtico fracaso y es mi tercer matrimonio. Sí, me siento como una perdedora», aseguraba con sinceridad.


No han pasado ni cuatro meses desde que la noticia de la separación de Kim Kardashian diera la vuelta al mundo. Tras muchos altibajos y especulaciones, el pasado 20 de febrero, la ‘influencer’ solicitaba de forma oficial el divorcio al que había sido su marido, Kanye West, durante seis años. Ahora, ha confesado cómo vivió el momento en el que todo se desmoronó y cómo la ruptura la hizo sentirse «una fracasada». 

Unas declaraciones que realizaba en el reality estadounidense ‘Keeping Up With The Kardashians’ durante unas vacaciones en el Lago Tahoe. Un episodio grabado el pasado mes de diciembre donde el matrimonio ya había tomado la decisión emprender caminos separados. Allí se mostraba totalmente rota en lágrimas. «Siento que soy un auténtico fracaso y es mi tercer matrimonio. Sí, me siento como una perdedora. Ni siquiera puedo pensar en eso ahora. Quiero ser feliz», señalaba tras una fuerte discusión con su marido.

También se pronunciaba sobre los planes opuestos de la pareja, mientras él deseaba vivir en un rancho en Wyoming, ella no secundaba esta idea. «Él debería tener una mujer que apoyara todos sus movimientos y viajara con él, pero no puedo». Además, hablaba con sinceridad de que no había cumplido con sus expectativas: «Siempre pensé que podría quedarme con mis niños y que mi marido se fuera moviendo de un estado a otro, pero luego me di cuenta de que no, que no había llegado tan lejos para no ser feliz».

«Ha sufrido en privado»

Por su parte, Khloe Kardashian, confesaba cómo había visto a su hermana durante el tiempo en el que su matrimonio comenzó a flaquear: «Ha estado sufriendo en privado por su relación y es difícil. Claramente está convirtiendo mucha de su frustración y su tristeza en rabia». Añadía que en ocasiones veía cómo se enfadaba con alguien que no tenía nada que ver con sus problemas.

En su momento, Kris Jenner también se manifestó al respecto, recordando que su hija afrontaba uno de los momentos más difíciles de su vida. Eso sí, estaba siendo arropada por los suyos: «Lo bueno que tenemos en nuestra familia es que siempre estamos ahí los unos para los otros. Nos apoyamos y nos queremos mucho, muchísimo», dijo durante un ‘podcast’ en ‘The Kyle & Jackie O Show’. Subrayaba que su única intención era la felicidad de sus vástagos: «Todo lo que quiero es que ellos dos sean felices. Mi verdadero objetivo como madre es ayudar a mis hijos a que sean felices». 

A pesar de que no hay nada confirmado, todo parece indicar que tanto Kim como Kanye están comenzando a rehacer sus vidas. Suena con fuerza que ella está conociendo al presentador de la CNN, Van Jones. Mientras que él podría estar iniciando una relación con la modelo Irina Shayk, ex de Bradlye Cooper.