La periodista ha anunciado, feliz, que su progenitor ha sido dado de alta después de varios meses ingresado por coronavirus.


Carme Chaparro tiene motivos para estar contenta. Su padre ha salido por fin del hospital. Este llevaba una larga temporada en un centro tras haber contraído coronavirus. Feliz, la periodista ha compartido la buena nueva con sus seguidores.

«Gracias a los que le han dado palabras de aliento»

«Hoy mi padre sale del hospital tras casi 4 meses ingresado», arranca diciendo en su perfil de Instagram. «Gracias eternas a todos los que lo han cuidado y se han preocupado por él. Gracias a los que le han sonreído, a los que le han cogido de la mano, a los que le han dado palabras de aliento y fuerza», prosigue.

Ha sido una mala experiencia que, por suerte, ha tenido feliz. Porque hubo un momento en el que la presentadora y escritora temió por la vida de su padre. Este martes ha querido agradecer a los profesionales sanitarios, sin cuya ayuda no hubiera sido posible la mejoría de su progenitor: «La sanidad tiene que ser humana, no solo médica. Gracias a todos los que la humanizáis».

Carme Chaparro traje
Gtres

El pasado mes de diciembre, la catalana hablaba a corazón abierto de la experiencia vivida como consecuencia de la enfermedad de su padre. «Los últimos dos años los ha pasado casi en soledad, en un pequeño pueblo, viendo a gente en exteriores y con mascarilla siempre. Toda precaución era poca. Hace unos días nos llamó su doctora: «vuestro padre se ha contagiado de coronavirus». Temimos lo peor. Imaginad», decía. Entonces hablaba abiertamente de la dolencia de su padre, pero cuando sucedió todo optó por mantenerlo en privado.

«Este virus sigue siendo un cabrón», se ha lamentado

Y es que la autora de ‘No decepciones a tu padre’ ha llevado en secreto la enfermedad de su padre durante prácticamente los cuatro meses que ha estado hospitalizado. Solo hizo público su contagio hace unas semanas, cuando este empezó a encontrarse mejor. «Cuidaos mucho, por favor. Este virus sigue siendo un cabrón«, pedía en sus redes sociales a principios de año con una foto desde el hospital vestida con el Equipo de Protección Individual. Así fue como contó que el enfermo al que visitaba era su padre: «Qué duro«.

 

Hace dos semanas, tranquilizaba a los suyos lanzando un extenso mensaje. «Todo está saliendo bien. Gracias a los sanitarios, a los que cada día atraviesan esa puerta marcada en rojo “Atención, paciente COVID”, a los que le dan cariño, a los que entran con una tableta para que pueda ver a sus nietos, a los que le dan ánimo y fuerzas para que siga luchando, a los que se han aprendido su nombre y se lo dicen con ternura infinita incluso cuando ni siquiera podía abrir los ojos», decía. «Gracias, de corazón. Gracias a todos los que hacen eso mismo en cualquier punto del país, y del mundo. Gracias también a la ciencia y a los que se dejan la piel investigando. A los que crean vacunas. Todo está saliendo bien. Por fin».

Carme Chaparro ha dicho que su padre «arrastrará secuelas»

En su post dejaba claro que su padre «arrastrará secuelas el resto de la vida, pero será vida, estará vivo». Y hacía especial hincapié en mostrar su agradecimiento a las personas que se han preocupado: «Gracias a todos los amigos y desconocidos que habéis inundado mis redes sociales y mi WhatsApp con cientos de mensajes de cariño. Sois maravillosos. Y un abrazo enorme a los familiares que han perdido a alguien. Mis condolencias y mi cariño».