La familia de la infanta Pilar ha querido restar importancia a la afección que le ha llevado de nuevo a ser ingresada en el hospital. No se trata del cáncer de colon del que fue operada hace ahora un año


El nuevo ingreso de la infanta Pilar en el hospital ha preocupado, y mucho, a todos, especialmente a su familia, que ve cómo la hermana del Rey Juan Carlos ve debilitada su salud de nuevo, tras arrastrar diversos problemas, entre ellos, un cáncer de colón contra el que lucha desde hace meses. Sin embargo, han querido despejar algunas dudas sobre su última hospitalización en la clínica Rúber Internacional de Madrid de este domingo por la noche, coincidiendo con el 82 cumpleaños de su hermano.

La infanta Pilar, ingresada de nuevo en el hospital

Se desconocía si el motivo del ingreso de urgencia de la infanta Pilar se trataba por una consecuencia derivada de su cáncer de colon, algo que han querido zanjar de inmediato, nada más desvelarse su nueva hospitalización. Ahora, fuentes cercanas a la familia ha confesado a ‘Informalia’ que se trata de una bronquitis la afección que ha llevado de nuevo a la infanta Pilar a ser atendida por los profesionales médicos.

La infanta Pilar arrastra también esta afección desde hace años, dado que ha fumado durante décadas, aunque por fortuna logró dejar esta adicción tiempo atrás. No obstante, su determinación de vivir una vida más sana fue tardía, dado que fue diagnosticada de Epoc, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, lo cual deriva en bronquitis de forma regular.

Hace justo un año, en la misma clínica madrileña, la infanta Pilar se sometió a una intervención de urgencia debido a una obstrucción intestinal, consecuencia derivada del cáncer de colon que ella misma desveló a los medios. Aunque su salud está debilitada a los 83 años, ella prefiere ponerle al mal tiempo buena cara y siempre que aparece ante los medios, especialmente si la causa es benéfica, como la que le llevó el mes pasado a presidir el Rastrillo Nuevo Futuro, prefiere estar importancia a sus males, haciendo gala de buen humor: “Estoy divinamente”, repite siempre que se le pregunta por cómo se encuentra.