La Casa Real ha emitido un comunicado este domingo en el que se anuncia que el rey Felipe VI ha tomado la decisión de renunciar a la herencia de su padre.


La Casa Real ha emitido un comunicado este domingo en el que se anuncia que el rey Felipe VI ha tomado la decisión de renunciar a la herencia personal de don Juan Carlos. Asimismo, el rey emérito dejará de recibir la asignación oficial que tiene fijada en los presupuestos.

El rey de España, mediante el comunicado, ha renunciado a «cualquier activo, inversión o estructura financiera cuyo origen, características o finalidad puedan no estar en consonancia con la legalidad o con los criterios de rectitud e integridad que rigen su actividad institucional y privada y que deben informar la actividad de la Corona». Se trata, según explica el monarca, de un ejercicio de responsabilidad que sirve para velar por la dignidad de la institución.

Este comunicado llega un día después de una publicación de The Telegraph en la que se asegura que Felipe VI es beneficiario de dos fundaciones llamadas «Zagatka» y «Lucum», ambas creadas por su padre. Estas estarían vinculadas a una donación de 65 millones de euros procedente de Arabia Saudí.

El rey Felipe VI desconoce la existencia de las fundaciones

Sobre la primera fundación, «Zagatka», el rey afirma que desconocía su existencia y su supuesta designación como beneficiario de la misma. Y especifica que en caso de ser cierta, renuncia a la misma.

Por otro lado, sobre la Fundación Lucum, el rey admite que tuvo conocimiento de la misma en marzo de 2019 y que un mes después, y a través de un despacho de abogados, dirigió una carta a su padre para renunciar a la misma. «Si fuera cierta su designación o la de la Princesa de Asturias como beneficiarios de la citada Fundación Lucum, dejara sin efecto tal designación, manifestando igualmente que no aceptaría participación o beneficio alguno en esa entidad«, reza el comunicado.

El rey Felipe VI manifiesta que en ningún momento ha tenido conocimiento ni ha prestado su consentimiento para participar, ni él ni en nombre de su hija, en ningún activo, inversión o estructura financiera «cuyo origen, características o finalidad pudieran no estar en plena y estricta consonancia con la legalidad o con los criterios de transparencia, integridad y ejemplaridad que informan su actividad institucional y privada».

La petición de don Juan Carlos

El comunicado emitido por Zarzuela expresa la petición del rey emérito por la que insiste en que se haga público que «de las dos Fundaciones en ningún momento facilitó información a su hijo«. Y, por último, ha hecho hincapié en que, tras su abdicación en junio de 2014, en mayo de 2019 se retiró completamente de la vida pública poniendo fin a toda actividad institucional y oficial.

El rey de España también ha dejado constancia que su padre ha sido informado de la decisión de la retirada de su asignación.