El podcast de Corinna Larsen, bajo el nombre de ‘Corinna y el Rey‘, sigue intentando hacer estragos en la Casa Real española con sus polémicas declaraciones. En el último episodio, llamado Envidia, la alemana habla del anillo de compromiso que le regaló el Rey Juan Carlos y sobre un encontronazo con Doña Sofía en el Palacio de la Zarzuela, que terminó con una fuerte discusión entre ambas. «Había oído sobre lo hostil que podía ser la reina Sofía, a la que le obsesionaba que pudiera existir nuestra relación», comienza diciendo la alemana antes de revelar todos los detalles de ese inesperado encuentro entre las dos, pues Corinna creía que la emérita no se encontraba en Palacio cuando el Rey Juan Carlos le invitó junto a otros amigos.

reina sofia
Gtres.

Corinna Larsen asegura que ella temía acudir al Palacio por el temperamento que, según le habían contado, tenía la emérita: «Así que tenía bastante miedo de poner un pie en el palacio, a menos que tuviera el cien por cien de seguridad de que durante mi visita no coincidiría con ella. También por respeto, porque lo último que quería era montar una escena», continúa explicando en su último podcast.

La alemana ha contado lo que ocurrió después: «Saludó al invitado y luego me señaló a mí y me dijo algo así como: ‘Sé quién eres’. El Rey parecía completamente desconcertado e incapaz de responder a esta reacción de hostilidad que se estaba produciendo ante otras personas». Corinna Larsen recuerda ese momento como «una escena bastante vergonzosa para todos los que estábamos allí».

Corinna Larsen (1)
GTRES

Pero no es el único acontecimiento inédito que ha contado. También ha hablado de un anillo de pedida que el Rey Juan Carlos le había regalado, asegurando que era «un anillo de ese tamaño no puedes lucirlo en público». A pesar de lo emocionada que estaba con esa grandiosa joya, asegura que siempre fue discreta a la hora de lucirlo en público: «Sólo sabían un pequeño número de personas en España, amigos íntimos del Rey. Digamos que teníamos una cena el fin de semana con sus amigos, entonces ahí sí me ponía el anillo. Él estaba orgulloso de ello, se lo enseñaba a sus amigos y todas las esposas lo querían ver. Sólo tuve la precaución de llevarlo en reuniones donde podrían fijarse en él y provocar rumores en torno al palacio».

Sin embargo, Corinna Larsen era consciente de que el emérito estaba casado con Doña Sofía y que, este hecho no se iba a revertir: «Obviamente él todavía estaba casado, así que lo tome siempre como una señal de lo mucho que significaba para él. Diría que fue algo más simbólico que vinculante», cuenta. Sin embargo, la que fuera amiga del Rey Juan Carlos asegura que vivió una «gran decepción para ella al darse cuenta de que él ha incumplido su promesa y lleva engañándola con otra mujer durante 3 años».