Meghan Markle y el príncipe Harry siguen en el punto de mira de los británicos. Desde que se conociera su noviazgo, su posterior boda y nacimiento de Archie Harrison, y ahora, su «retirada» de la agenda oficial, han estado envueltos en polémica pero la cosa ha ido a más con los últimos acontecimientos. Hace unos meses saltó la información de que los duques de Sussex habían interpuesto una demanda a los medios británicos acusados por contar historias «falsas y absurdas». Ahora, sale a la luz la demanda completa.

Un medio británico ha tenido acceso a la demanda completa

Esta semana el medio británico ‘Byline Investigates’ ha tenido acceso a la demanda que los abogados de Meghan y Harry interpusieron contra Associated Newspaper. En dicho documento, de quince páginas, los duques de Sussex acusan al medio por invadir la privacidad de ellos, pero además contando historias «falsas» a lo largo de los tres últimos años desde que se conoció la relación entre ambos.

La carta que envió Meghan a su padre

El tema que más ha dolido a Meghan Markle que se ha publicado en los medios ha sido la carta que envió a su padre y que posteriormente se filtró a la prensa. Un tema que tiene mención especial en la demanda al medio británico.

La respuesta de los abogados de la duquesa de Sussex

«Las partes omitidas demostraban el cariño de la demandante por su padre y otras personas, así como la preocupación de la duquesa porque los tabloides británicos utilizan a su padre. En tales circunstancias, que los demandados afirmen que se trata de una ‘carta completa de cinco páginas’ fue intencionalmente deshonesto y engañoso», relata en la demanda interpuesta por Meghan y Harry.

La reforma de Frogmore Cottage

Una de los temas de los que también se habla en dicha demanda es la reforma de su casa en Frogmore Cottage y los datos erróneos que se publicaron en esos momentos: «La casa es una residencia del siglo XVII de grado 2, que ya estaba siendo renovada por razones de seguridad, y su renovación a su estado original como una casa unifamiliar fue financiada por Su Majestad la Reina, como parte de su obligación y responsabilidad de mantener o renovar el mantenimiento de edificios de importancia histórica a través de una parte de la subvención soberana, realizada a cambio de los ingresos de su Herencia de la Corona».

La bañera de cobre

Además, otro de los episodios que llamó la atención de su reforma fue el supuesto monumental gasto que había hecho en una bañera: «Se instaló una bañera de cobre valorada en 5.000 libras y pagaron 500.000 libras para un sistema de sonido para eliminar el ruido de los aviones, además de crear un estudio de yoga, un huerto de naranjos, una pista de tenis, y un ala de invitados para que su madre se quedara cuando la visitara». Una información que los duques de Sussex aseguran que «no existe y es completamente incierto».

La baby shower de Meghan en Nueva York

Finalmente, otro de los temas que más efervescencia ha tenido durante los últimos años ha sido la babyshower celebrada en honor a Archie Harrison en Nueva York y que aseguraban que estaba valorada en 300.000 euros y que no invitaron a sus familiares más cercanos.

Sobre la sonada ausencia de la madre de Meghan

Esta es la respuesta de los abogados a dicha información en la demanda interpuesta por Meghan: «La sugerencia de que la demandante dejó deliberadamente fuera de su fiesta a su madre en favor de amigos famosos es mentira, además de ofensivo para ella», comienza rezando el escrito.

El coste de la fiesta

«Su madre estaba invitada, por supuesto, y la demandante se ofreció a comprarle los billetes de avión, pero ella no pudo acudir por cuestiones de trabajo. También es mentira y una ofensa, como se sugiere, que ‘ni un invitado fuera una amistad de más de una década’. De hecho, el babyshower (que costó una fracción de los 300.000 dólares que se aseguran, falsamente) fue organizado por uno de sus mejores amigos de la universidad; las 15 personas que acudieron eran amigos íntimos y, algunos de ellos, de hace más de 20 años», sentencia.