“Te manda a tomar por… y luego se arrepiente», asegura el empresario, que mantuvo un breve idilio con la colaboradora hace un año.


Fue pareja de Alejandra Rubio durante un corto periodo de tiempo. Estuvieron juntos apenas unos meses en el año 2020, pero su historia de amor llegó a ocupar todos los titulares. Ahora, Tassio de la Vega ha hablado por primera vez de los motivos que ocasionaron la ruptura. También ha revelado cómo fue su breve pero intenso noviazgo con la hija de Terelu Campos. Y, a tenor de sus palabras, no sale muy bien parada.

El joven, un empresario de éxito del sector vinícola, ha hablado alto y claro sobre la colaboradora de ‘Viva la vida’, a la que define como «una cría» que «tiene un carácter complicado».

«No quiero tener ninguna relación con ella»

Para el joven, Alejandra no es una mujer fácil de lidiar. Se enfada a menudo y es muy temperamental. “Te manda a tomar por… y luego se arrepiente. Y luego te manda a tomar por…. de nuevo». Por este motivo, no tiene “ninguna” relación con ella “ni quiero tenerla”.

De su mala relación con su tía, Carmen Borrego, ha explicado que cuando él estuvo a su lado todo iba sobre ruedas entre ellas: «Su tía la quiere un huevo, le cocinaba todos los días». Tassio ha asegurado que siente “pena” ante el distanciamiento con Carmen porque asegura que antes su relación era “casi diaria”.

Incluso vaticina que «hasta que encuentre un equilibro», la hija de Terelu Campos difícilmente encontrará una pareja estable. Porque a la joven le va la fiesta, salir, quedar con los amigos. Así lo ha relatado Tassio: “Yo no estoy de idas y venidas, necesito tranquilidad, es un animal social y no puedes meterla en casa un mes sin salir”.

Tassio de la Vega se sintió «muy expuesto» mediáticamente al salir con Alejandra Rubio

Salir con Alejandra Rubio no parece que le aportara demasiadas satisfacciones. Al menos en lo que a presión mediática se refiere. Estando a su lado se sentía «muy expuesto» y vivió situaciones muy especiales sobre todo “a nivel económico”. Según ha contado en el espacio vespertino de Mediaset, recibía propuestas de personas a las que ni siquiera conocía: “Me llegaban mensajes de todo tipo de gente pidiéndome dinero”.

«Éramos como el día y la noche», ha añadido. Sus palabras no parecen cargadas de muy buenos recuerdos. Estas declaraciones, que se producen más de un año después de que tomaran rumbo distintos, bien podrían ser una pequeña ‘vendetta’. Y es que sus revelaciones llegan sirve pasado el tiempo… en plato muy -pero que muy- frío.