«Me voy feliz porque he desenmascarado a la persona con la que he compartido tres años de mi vida», afirmaba Pablo.


Después de tres años de noviazgo, participar en la ‘Isla de las tentaciones’ suponía una auténtica prueba de fuego para Mayka y Pablo. Este llegaba a la hoguera final visiblemente dolido y decidido a saldar de una vez por todas las cuentas. Tanto así que una de las primeras cosas que hizo fue arrojar al fuego a Rosito, el peluche de hasta entonces su novia y que le había dejado para que no se olvidase de ella. La pareja se enzarzó en un sinfín de reproches por la infidelidad de la murciana.

Telecinco

«Rosito significaba nuestra relación, el amor, ella me lo dio para que estaríamos conectados», recordaba Pablo quien evitaba hablar en un principio con Mayka. «Eso, ¿para qué? ¿De qué te vale hacer eso?», le preguntaba esta mientras recordaba que era importante ya que le había acompañado desde la infancia: «A él le da igual y lo ha quemado». Mientras que él indicaba que eran «mentiras» y lo único que deseaba es dejarlas atrás. «¿Eso son mentiras? Eso es mi vida. Que lo tengo desde que era pequeña. Mentira eres tú. Desde el minuto uno». No podía más que llamarle «maleducado» y asegurar que los lazos que les unían se estaban cortando.

«Te he querido muchísimo y he dado muchísimo por ti. El amor ese no se va», le decía. A lo que ella aseguraba arrepentirse por haberle hecho daño. «Me avergüenzan esas imágenes. Me he dejado llevar», admitía al visionar sus momentos más íntimos con Óscar.

Telecinco

«Te deseo todas la suerte del mundo porque con ese tío la vas a necesitar». Mayka admitía que se estaba «pillando» de forma seria. «Puedo llegar a entender que ella poco a poco se esté enamorando», pero le reprochaba su actitud: «Desde el minuto uno, no has pensado en nada. La palabra es decepción». 

Pablo abandonaba el reality solo: «Aquí poco tengo que hacer. Me voy con la cabeza bien alta y muy orgulloso. Me voy feliz porque he desenmascarado a la persona con la que he compartido tres años de mi vida. Es una persona falsa, aquí se ha visto». Por su parte y como era previsible, Mayka decidía irse con Óscar: «Necesito conocerle fuera. Si me equivoco me equivoco yo».

«Empieza una nueva vida»

Óscar llegaba a la hoguera y reconocía que había vivido una experiencia intensa durante el reality: «Me ha despertado unos sentimientos que hasta hace mucho daba por muertos. Si sigo así voy a acabar seguir enamorándome de ella». Su decisión era clara: «Me quiero ir con Mayka. Te quiero. Esto es el comienzo de una historia que no quiero que termine». 

Telecinco

Mayka se despedía de la audiencia explicando que el reality había sido un punto y aparte para ella: «Empieza una nueva Mayka, más fuerte. Va a luchar por ser feliz, va a mirar por ella». Mayka y Pablo llevaban tres años de relación. El inicio de su romance fue complicado ya que él no deseaba nada serio y continuaba viéndose con otras chicas: “Cuando me enteré me sentí fatal, pero decidí perdonarle porque no estábamos de relación” .

Sandra en shock tras la decisión de Tom Brusse 

Otra de las sorpresas que deja la noche, es la decisión de Tom Brusse quien decidió abandonar el reality solo después de la marcha de Melyssa. «Necesito pensar y ver lo que quiero realmente, lo que mi corazón me dice», afirmaba el empresario. Le daba pena haber terminado así su relación con Melyssa y añadía que lo único que buscaba era ser feliz: «Vivir la vida y disfrutar».

Telecinco

«No entiendo nada. Estoy en un estado de shock», afirmaba Sandra. «No sé lo que siento por él. No quiero seguir aquí, lo tengo muy claro desde que ayer sabía que se podía ir. Al final yo solita me he temido en esto. Quedarme aquí va a ser psicológicamente muy duro», explicaba. Al ver las imágenes de la hoguera de Tom y Melyssa donde él aseguraba que necesitaba tiempo para reflexionar, Sandra reiteraba que no estaba entendiendo absolutamente nada. «No soy coherente con lo que digo, pienso y hago».

Melyssa se despidió de sus compañeros asegurando que ya era una mujer «soltera» y al grito de «voy a estar bien, lo prometo, por todas las mujeres de España. He conseguido quererme. Eso es lo más importante. Me he quitado un peso de encima».