Ha acertado con la combinación. Rocío Flores tiene el vestido perfecto para empezar el otoño y además lo conjunta con el calzado estrella de la temporada: las botas de cowboy.


Aunque aún quedan unos días para que el otoño comience de manera oficial, la bajada de las temperaturas invita a ir sacando poco a poco otras prendas y olvidarse de las chanclas y los pareos. Pero hay algunas que son perfectas para hacer esa transición entre los días calurosos y los más otoñales, como el vestido que ha encontrado Rocío Flores.

Un vestido para adaptarse a los cambios de tiempo

La joven ha estrenado un vestido con un estampado de lo más campestre que resulta idóneo para esos días de transición, pero también para cuando ya bajen las temperaturas del todo, porque tiene un tejido vaporoso y una manga tres cuartos.

Además, combina perfectamente con botas, especialmente las de serraje y de cowboy, que van a ser la tendencia absoluta esta temporada, tal y como están dejando patente ya varias famosas e influencers, como Sara Carbonero, que esta temporada ya se ha puesto las suyas en más de una ocasión.

Con botas para el otoño

Tal y como podemos ver en las imágenes de la firma en las que Rocío lleva el vestido, la nieta de Rocío Jurado también tiene las suyas, que son de media caña y color camel, y las luce junto a una prenda que además tiene un estampado con el que combinan a la perfección.

El diseño es de la firma Sésamo by Marta. En concreto se trata del modelo Yaiza, que está disponible en todas las tallas en la venta online de la marca por 39,90 €. El diseño, de corte camisero, lleva un cordón en la cintura, una buena forma de estilizar la silueta y marcar esa zona. Rocío lleva el vestido tal y como viene, pero si queremos darle un toque distinto puede sustituirse ese cordón por un cinturón fino.

Una inspiración para la vuelta a la rutina

El vestido con un estampado floral de lo más original es absoluta tendencia esta temporada. Se llevan los diseños de estilo camisero y con vuelo en la falda y además se llevan en todos los largos, desde el que lleva Rocío, por encima de la rodilla hasta aquellos que llegan a los pies.

Eso sí, este año todo va conjuntado con botas, a ser posible, de cowboy. En cuanto a los colores, regresan los tonos tierra, los verdes y aquellos que recuerdan a la naturaleza, lo que hace que resulte muy fácil de combinar.