La cantante Rosalía ha destacado en la alfombra roja de los premios Billboard gracias a un llamativo conjunto en tono amarillo ácido.


Entró como un meteorito en el panorama musical internacional, pero parece que Rosalía ha conseguido lo más difícil, permanecer en la cúpula. De hecho, siempre es una de las más aclamadas tanto sobre el escenario como en la alfombra roja, donde siempre aparece con estilismos que, desde luego no dejan indiferente a nadie.
Esta semana lo ha hecho en la gala de los Billboard, los premios de la música latina. La barcelonesa se subió al escenario junto a Tokischa, con quien ha lanzado la canción Linda para interpretar este tema, pero antes atrajo todos los flashes en la alfombra roja, porque su elección además de alta costura, era llamativa.

Vestida por Valentino

Aunque elegir un atuendo llamativo sea su fuerte, este lo era por dos razones: quién firmaba el conjunto y el color. Y es que el outfit, compuesto por un vestido largo y un abrigo de manga corta, pertenecen a la última colección de Valentino. En el desfile de la firma ambas piezas aparecieron, aunque por separado, cada una formando parte de un look distinto.

Rosalía ha decidido unirlos para pasear por la alfombra roja de los Billboard y, además, de ha añadido unos guantes blancos que terminaban de centrar la atención en ella. Aunque, todo hay que decirlo, Juanes casi le roba la atención al aparecer vestido por completo de un tono similar.

Otros invitados ilustres

A la fiesta de la música latina no faltaron, además del cantante colombiano que rivalizó en estilismo con Rosalía, otros cantantes latinos más que reconocidos. Tal es el caso de Camila Cabello, que eligió un favorecedor vestido rojo corto, o el cantante Marc Anthony, que llegó del brazo de su nueva novia.

Pero no cabe duda de que Rosalía ha sido la gran protagonista de la jornada. La cantante está en Estados Unidos esta temporada y está invitada a los grandes eventos. Así sucedió hace unas semanas cuando fue una de las asistentes a la gala del MET, donde, como no podía ser de otra forma, eligió un outfit más que llamativo.

El de aquel día estaba firmado por Rick Owens y estaba inspirado en el mantón de Manila y tenía guiños a Lola Flores. A pesar de su idea de poner el acento español en la gala, la acogida del look fue irregular porque no se ajustaba al tema de la gala, que era homenajear la trayectoria de los diseñadores estadounidenses.