Diseñador de celebridades y de personajes de la realeza como la princesa Diana de Gales, Gianni Versace aportó vitalidad y arte urbano a una industria considerada lejos de los estereotipos de la cultura de la calle.


Versace está considerado uno de los mejores diseñadores de moda de la década de los 80 y los 90 del siglo pasado. No en vano, a lo largo de su carrera ha diseñado para figuras tan emblemáticas como Madonna, Elton John o Tina Turner. Su asesinato en 1997 en la puerta de su casa en South Beach causó una gran conmoción en todo el mundo.

Su infancia y su marcha a Milán

Gianni Versace nació el 2 de diciembre de 1946 en Reggio Calabria (Italia). Su vida estuvo vinculada desde su nacimiento con el mundo de la moda, ya que se crió aprendiendo el oficio a manos de su madre, quien dirigía su propio negocio de confección. Sin ir más lejos, Versace trabajó en el taller de su madre una vez acabada la escuela secundaria.

En 1972, Versace se trasladó a Milán después de estudiar arquitectura. Fue en la capital lombarda donde comenzó a diseñar por su propia cuenta para las marcas italianas Genny, Callaghan y Complice. Ya en 1978, el diseñador lanzó su propia colección de ropa. Su negocio siempre fue de estilo familiar, con su hermano Santo y su hermana Donatella trabajando para él.
versace

El diseñador que relanzó la moda en el panorama internacional

Versace pronto se hizo conocido por su estilo glamouroso, creando una gama de vestidos muy llamativos. A menudo, utilizaba materiales innovadores, como las mallas de aluminio, o técnicas de vanguardia como la tecnología láser para fusionar cuero y caucho. La cabeza de Medusa también fue una imagen recurrente en muchas de sus prendas y accesorios.

En 1989, Versace lanzó su primera colección de alta costura, agregando a su negocio dos líneas de ropa, Versus e Instante, a principios de la década de los 90.

Una de sus creaciones más famosas fue un vestido negro con gran escote y apenas prendido por unos alfileres dorados. El vestido fue usado por Elizabeth Hurley en el estreno en 1994 de una película, un modelo que, según la propia Hurley, le ayudó a ser una estrella del cine.

A partir de aquí, Versace comenzó a relacionarse con grandes artistas y supermodelos del momento. Así entabló amistad con figuras como Elton John, Madonna o Naomí Campbell. La editora jefa de la revista Vogue, Anna Wintour, llegó a decir por aquel entonces que Versace fue el primero en darse cuenta del valor de las celebridades y las supermodelos, colocando el mundo de la moda en la mayoría de grandes medios internacionales. Además, también fue uno de los principales diseñadores que mostró el poder de unir el mundo de la moda y el de la música.

Bolsos, calzado, bañadores, perfume, bisutería. Todo lo que olía a lujo, opulencia y glamour llevaba la firma de Versace. Una imagen que poco o nada tenía que ver con el resto de casas de moda que se situaban en una posición algo más discreta. Pero Versace se sentía muy a gusto en el terreno de la ostentación y el llamar la atención con sus diseños.

Premios, distinciones y reconocimientos

La carrera de Versace fue reconocida con numerosos premios y distinciones, entre los que se incluyen cuatro L’Occhio d’Oros y un Oscar de la Moda Estadounidense en 1993. Algunas de sus creaciones más innovadoras pudieron verse en teatros y escenarios de todo el mundo.

Célebres fueron sus diseños de vestuario para diferentes ballets, cantantes y actores y actrices. Madonna, Elton John o Tina Turner fueron algunos de sus clientes principales. En 1987, recibió el premio Maschera D’Argento por sus contribuciones de moda en el mundo del teatro.

versaceLos diseños de Versace se han exhibido también en numerosos museos. Entre ellos habría que señalar el National Field Museum de Chicago, el Royal College of Art de Londres, el Museo de la ciudad de Kobe en Japón o el Kunstgewerbemuseum de Berlín.

Además de su ropa, el diseñador expandió su marca en otras direcciones. Lanzó su línea de fragancias Signature en 1991 y su línea de muebles y artículos para el hogar en 1993. Versace también publicó varios libros.

El asesinato de Gianni Versace

Gianni Versace solo tenía 50 años cuando fue asesinado frente a su casa de South Beach en Miami (Florida). Era el 15 de julio de 1997. El diseñador de moda fue abatido a tiros por Andrew Cunanan, un joven de 27 años que fue encontrado muerto ocho días después en Miami Beach.

La noticia de su asesinato sumió en la más profunda tristeza a la pareja de Versace, su compañero de toda la vida Antonio D’Amico, a quien había conocido en 1982. Versace y su pareja habían trabajado incluso juntos diseñando modelos para la línea Versace Sport.

Uno de los funerales más emotivos en honor a Versace tuvo lugar en el Museo Metropolitano de Nueva York. Allí se reunieron un gran número de celebridades: Anna Wintour, Ralph Lauren, Calvin Klein, Marc Jacobs, Whitney Houston, Bon Jovi o Elton John fueron algunos de los que asistieron al acto para despedirse de Versace.

A su muerte, su hermana Donatella se hizo cargo de las riendas creativas de la compañía como jefa de diseño. Su hermano Santo se convirtió en CEO de una firma que, en menos de 10 años, había aglutinado un imperio de más de 800 millones de dólares. La nueva firma siguió adelante adaptándose a las nuevas modas, aunque sin olvidar el estilo más desbordado de Gianni.

En el año 2017, la marca Versace y la compañía fueron valoradas en 1700 millones de dólares. En el momento de su muerte, Versace tenía una participación del 50% de su compañía, lo que le habría generado en la actualidad un patrimonio neto personal de aproximadamente 850 millones de dólares.

Versace dejó el 50% de su imperio a su sobrina Allegra, quien reclamó su participación, valorada en unos 500 millones de dólares aproximadamente, cuando cumplió los 18 años en 2004.