En su afán por dar el salto definitivo a la fama, la hija de Guti y Arancha de Benito se ha lanzado de lleno a su labor como ‘instagrammer’.


Zayra Gutiérrez, la hija de Guti Arancha de Benito, ha decidido sacar partido de la popularidad que ha ganado a raíz de sus polémicas salidas nocturnas y fiestas privadas. En ellas se la ha podido ver en reuniones masivas en las que no se respeta la distancia de seguridad, casi nadie lleva mascarillas y sus jóvenes amigos se saltan las restricciones de aforo impuestas por las autoridades sanitarias para impedir el avance del coronavirus. La hija del exfubolista y la presentadora se ha animado a beneficiarse de estar en el centro de todas las miradas para hacer realidad el que, según personas de su entorno, es uno de sus sueños: convertirse en ‘instagrammer’.

La joven, de 20 años, ya la siguen 42.000 ‘followers’. Una cantidad de seguidores nada desdeñable que la convierten ya en una verdadera ‘microinfluencer’. O lo que es lo mismo: una personalidad influyente dentro de las redes sociales, aunque en una escala mucho menor que las grandes estrellas de las plataformas digitales. En su camino hacia el éxito como personaje de peso en Instagram solo le falta cuidar algunos detalles: ofrecer contenidos y lograr una buena reputación. Con ello conseguiría la que parece ser su meta, ganar fama y ganarse la vida gracias a ella.

Zayra Gutiérrez cuenta su día a día en las redes

El primer paso que ha dado la madrileña para conseguir su propósito ha consistido en inaugurar «Un rato con Zay». Se trata de un videoblog «de un día conmigo» en el que relatará todos y cada uno de sus movimientos: desde sus visitas a un centro de estudios, -donde reconoce que aún no sabe si estudia «FP» o va a la «universidad»-, a sus quedadas con amigos (por las que ha ocupado todos los titulares) o sus cenas pantagruélicas con la pandilla. También comparte sus visitas a los mejores bares y restaurantes de Madrid, sus momentos de intimidad en su dormitorio o sus sesiones deportivas. De todo con tal de saciar las inquietudes de sus simpatizantes, ávidos por descubrir nuevos detalles cada día sobre su intensa y trepidante actividad cotidiana.

@zayragutierrezd__

Tan en serio se ha tomado su labor como videoblogger que hasta su madre le ha preguntado el motivo de sus continuas conexiones a través del teléfono móvil. «¿Pero qué haces, con quién hablas?», le pregunta Arancha de Benito en uno de los videos que ha subido en Stories. Ésta no le aclara que no charla con ningún amigo, sino con todos sus followers a la vez.

Desde que se destapó la noticia de las fiestas ilegales de Zayra Gutiérrez la hija del exfutbolista del Real Madrid ha estado en el centro de todas las miradas. Han sido muchos los amigos que han hablado en televisión para revelar su afición por la juerga o su sueño de triunfar como ‘celebrity’ y dar el salto definitivo a un ‘reality’ en la pequeña pantalla. En estos momentos, muchos condenan su conducta, pero ella ha dado la vuelta a la tortilla y ha convertido un revés en una victoria.

Así lo confirmaban diversas personas de su entorno, desde su exnovio a sus amigos, que subrayan que su aspiración es triunfar en un reality y, de ahí, perpetuar su presencia en los medios de comunicación. Eso sí, la fama que se está granjeando por su deliberada decisión de saltarse las restricciones que el Gobierno ha impuesto para plantarle cara al coronavirus y sus polémicas declaraciones, no es el del todo buena. Las críticas a Zayra son constantes y pocos son los que apoyan su actitud. Ahora bien, tanta controversia la sitúan como un fichaje estrella para la televisión, con la que llamar la atención del público.

Vídeo: Europa Press