Rocío Flores, la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores, ha cumplido 21 años y una vez más lo ha vuelto a hacer alejada por completo de su madre.

La nieta de Rocío Jurado lleva distanciada de Rocío Carrasco desde 2012, momento en el que, tras una fuerte discusión, decidió abandonar el domicilio materno para irse a vivir con su padre.

Desde entonces no existe comunicación entre madre e hija y cada fecha señalada o que sea motivo de celebración, tiene para Rocío Flores un sabor agridulce.

Para mitigar la tristeza, Rocío Flores se ha apoyado en este día tan señalado para ella, en su novio, Manuel Bedman, con el que sale hace más de un año.

La hija de Rocío Carrasco ha compartido unas imágenes en su cuenta de Instagram en la que muestra su mano entrelazada a la de su pareja. «Gracias por el 2 cumpleaños contigo», ha escrito.

Además de Manuel, Rocío cuenta con el apoyo incondicional de su hermano David, de su padre, Antonio David, y de la mujer de este, Olga, quien se ha comportado como una madre con la nieta de Rocío Jurado.