Este jueves, cientos de amigos y familiares despidieron a Álex Casademunt tras su inesperada muerte a causa de un accidente de tráfico.


El árbol no nos ha dejado ver el bosque. Han sido días muy duros para el mundo de la música y para toda una generación. Este jueves, tuvimos que despedir a Álex Casademunt tras su inesperada muerte a causa de un accidente de tráfico que tuvo lugar a última hora del martes. El artista conducía su vehículo cuando colisionó de manera frontal con una autobús llegando así el desenlace tan trágico. A pesar de que todo el mundo se ha volcado con esta repentina muerte y el dolor ha invadido a gran parte del país, no ha estado exento de polémica a través de las redes sociales.

¿Se han saltado las restricciones de movilidad los triunfitos?

Durante el funeral vimos a varios rostros conocidos, entre los que se encontraban también todos sus compañeros de ‘Operación Triunfo’. Por una parte, la emoción y el dolor inundó las redes sociales pero por otra, el público estaba descontento porque se habrían saltado las restricciones de movilidad sin causa justificada. «También te digo, a riesgo de sonar insensible, que hay muchas personas que no se han podido despedir de sus familiares muertos por las restricciones del COVID y que, al ver las imágenes del tanatorio a rebosar por Álex Casademunt, les debe de sentar como una patada en el culo…», decía un internauta. ¿Es eso así?

© Gtres

Muchos internautas han mostrado su descontento por el hecho de que todos los triunfitos arroparan a la familia y viajaran hasta Barcelona desde diferentes puntos de España. Ahora bien, SEMANA ha podido confirmar que efectivamente podrían viajar a causa del fallecimiento de Álex Casademunt porque es una causa más que justificada. Primero, ha sido la Generalitat de Catalunya quien ha confirmado que «sí se puede asistir a un funeral fuera de la comarca donde se reside ya que se considera causa justificada. Se tendrá que acreditar con la declaración autorresponsable y el certificado de defunción».

Además, las funerarias serían las encargadas de hacer un justificante de defunción y enviarlo por correo electrónico que serviría de salvoconducto para poder viajar sin problema alguno a despedir a un ser querido. Incluso si no es familiar directo y simplemente es un amigo. Por lo que todos los asistentes que acudieron al tanatorio de Mataró (siempre que hubieran pedido su justificante) lo hicieron de manera legal y sin saltarse ninguna restricción de movilidad a consecuencia de la pandemia provocada por el coronavirus.

La distancia de seguridad y las muestras de cariño, en el punto de mira

Esto no es únicamente un trato de favor por ser un personaje famoso, sino que en Cataluña sí que hacen justificantes de movilidad para acudir a despedir a un ser querido. Independientemente de quien sea. Bien es cierto que otras Comunidades Autónomas no permiten los desplazamientos por este tipo de causa, pero no es el caso de Cataluña. Además, por otra parte, todos aquellos que vivían en Madrid, también podían salir sin ningún problema de la Comunidad de Madrid ya que no hay cierre perimetral.

© Gtres

Otra de las críticas que están recibiendo los triunfitos a través de las redes sociales han sido los abrazos, muestras de cariño y el hecho de no guardar ninguna distancia de seguridad. Son muchos los que le acusan de saltarse el protocolo anticovid en plena pandemia y con la tercera ola acechando a gran parte del país. El enfado de los internautas era efectivo en las redes sociales: «No quiero ser yo ceniza pero en el velatorio de Alex Casademunt hay muchísimas menos medidas de seguridad para el covid que en el resto de mortales. Y en este país, hay mucha gente que no ha podido despedirse en condiciones», escribía una tuitera.

¿Aforo máximo?

Lo cierto es que hemos visto a cientos de personas agolpadas en las puertas del tanatorio de Mataró donde tuvo lugar el último adiós al triunfito. Tal y como se contó en diferentes ocasiones por los compañeros de otros medios de comunicación, a la sala donde se encontraba el cuerpo de Álex Casademunt solo podían entrar de 6 en 6 para cumplir con las medidas anticovid. Por otra parte, en la misa funeral, que tuvo lugar en el interior del tanatorio tan solo 57 personas pudieron estar presentes para no saltarse ninguna norma anticovid. Tan solo los familiares y amigos más directos entraron a esta ceremonia religiosa. En todo momento, se cumplieron esas medidas de seguridad. Hay que recordar que se permite hasta un 30% del aforo con un máximo de 500 personas, según la página web del Govern de la Generalitat de Catalunya.

Lo cierto es que sí fueron muchas las personas que se agolparon a las puertas del tanatorio para darle el último adiós, sin seguir la norma de la distancia de seguridad que marca actualmente el Gobierno. El pueblo de Mataró y un país entero lloraba la muerte de Álex Casademunt.