Muere el marido de la madre de Elena Tablada, quien ya nos dio un susto hace dos años al permanecer tres meses ingresado en un hospital. Su familia y amigos ahora lloran su muerte


El empresario vasco Javier Iturrioz, de 78 años, marido de Elena Tablada madre, ha fallecido en la noche de este lunes en Madrid. El padrastro de la expareja de David Bisbal se encontraba ingresado en la madrileña Clínica San Carlos a consecuencia de una infección respiratoria, la cual no ha logrado superar. Un duro golpe para los seres queridos y amigos de Javier Iturrioz, conocido en nuestro país especialmente por haber sido uno de los fundadores de la mítica discoteca KU de Ibiza, en colaboración con sus grandes amigos, José Luis Anabitarte (Gorri) y el exfutbolista José Antonio Santamaría.

El levantamiento de este espacio de ocio en la isla pitiusa, considerada como la discoteca más grande del mundo según el Libro Guiness de los Records, fu un éxito redondo. Siguiendo la estela de sus negocios en San Sebastián, supuso un punto de encuentro a partir de los años 70 de muchísimos rostros conocidos del mundo del espectáculo, de empresarios, de la política, es decir, de los bolsillos más holgados tanto nacionales como internacionales. Ahora, quienes disfrutaron de su compañía y lograron atesorar su amistad lloran su triste pérdida y dan el pésame a la familia Tablada, especialmente a la que fuese su esposa, Elena Tablada madre.

Los que conocieron a Javier Iturrioz en la intimidad destacan de él su supuesto carácter reservado y es que le gustaba levantar un muro protector que hacía tener esta percepción de él, pero que, ni mucho menos, era cierto. En realidad, era una persona cercana, divertido, dueño de un fino sentido del humor y, sin lugar a dudas, con un buen ojo para los negocios. Y, también, con las mujeres, al lograr conquistar a la madre de Elena Tablada, que ahora llora la pérdida de su esposo.

Los problemas de salud de Javier Iturrioz ya le jugaron una mala pasada meses antes de que se declarase la pandemia mundial del coronavirus. Fue en agosto de 2019 cuando la revista SEMANA informaba en exclusiva de su ingreso en el hospital tras sufrir una aparatosa caída. Su discreción a la hora de tratar con la prensa hizo que su esposa, Elena Tablada madre, decidiese guardar silencio durante tres meses, momento en el cual nos contó qué le sucedió y el miedo que sintieron durante este tiempo ante lo que pudiese suceder.

Al parecer, se cayó por las escaleras, lo que le provocó cuatro coágulos en la cabeza, cuya recuperación fue lenta y tediosa. Un año y medio después ha tenido que regresar a un hospital de Madrid, esta vez aquejado de una infección respiratoria, lo que ha determinado su triste fallecimiento, que ahora lloran sus congéneres vascos, quienes le conocieron en su faceta de empresario en Ibiza, y también quien le ha conocido en las últimas décadas, cuando se instaló en Madrid.