María José Campanario ha tenido muchos altos y bajos este año. De hecho ha tenido que ser ingresada hasta seis veces por problemas de salud, incluyendo su estancia en el centro de salud mental El Serranil de Málaga. La mujer de Jesulín de Ubrique recibió el alta hospitalaria el pasado mes de septiembre después de dos meses internada, en los que se le estuvo regulando la medicación de su fibromialgia y se trató sus problemas de sueño y alimentación.

Para su dolencia la tranquilidad es vital, aunque a la vista de los últimos acontecimientos está visto que está muy lejos de conseguirla. Después de unos meses tan difíciles para ella, en los que estuvo muy presente en las redes sociales, con mensajes que hicieron saltar las alarmas, y después de verla en un estado de salud preocupante, parecía haber recuperado la paz en su casa de Arcos de la Frontera… Lo cierto es que la situación está tomando un cariz delicado.

 

María José Campanario ha vivido unos meses muy difíciles y ahora la situación que afronta podría perjudicarla.

Este fin de semana La Fábrica de la Tele ha interpuesto una demanda contra su marido, Jesulín de Ubrique, por una supuesta agresión, al mismo tiempo que el torero habría interpuesto la suya propia. 

Un reportero de ‘Socialité’ estaba haciendo un directo en las inmediaciones de la casa de la pareja el pasado sábado y María José Campanario se habría puesto muy nerviosa. En ese estado habría llamado a su marido, que llegó a la urbanización y se enfrentó al equipo de televisión. Posteriormente se desplazaron a la Guardia Civil para interponer la mencionada demanda, que habrá que ver en qué deriva…

En cualquier caso, situaciones estresantes como estas no benefician en nada a María José Campanario, que tendría intención de volver a estudiar y a trabajar lo antes posible, siempre y cuando no haya una recaída de su dolencia.

 

Jesulín de Ubrique acaba de tener un encontronazo con los medios que va a acabar en los tribunales.

No es el único frente que tiene abierto el matrimonio Janeiro-Campanario, ya que habrían solicitado al ayuntamiento de su ciudad que su urbanización sea privada para que no puedan acceder las cámaras de televisión, después de que los vecinos, al parecer, se hayan quejado al matrimonio de la presencia de los reporteros. Algo que lleva con mucha mayor naturalidad Belén Esteban, quien ayer afirmaba en ‘Sálvame’, que siempre hay varias cámaras alrededor de su casa y que nunca ha roto ninguna ni ha agredido a nadie: «No reconozco a Jesulín, es vergonzoso»

No todos los vecinos están de acuerdo con esta petición y Belén Esteban, con mucha ironía dijo en ‘Sálvame’ hace unos días: «Yo alucino con todo esto. Si quieren vivir en un sitio privado que se vayan a ‘Ambiciones’, que tiene verja. He ido al ayuntamiento de mi pueblo y he dicho que quiero una valle en mi calle y en la perpendicular».

Se viene hablando desde hace meses de las desavenencias de Jesulín y María José con sus vecinos, una situación, sin duda nada cómoda, y que no contribuye al bienestar de la pareja, que ve analizada cada día al detalle en televisión su vida personal. Lo que explicaría también las tres demandas que María José habría puesto a tres de los colaboradores de ‘Sálvame’ por las informaciones que se han hecho sobre su estado de salud. Concretamente a Kiko Hernández, Mila Ximénez y José Antonio León, lo que podríamos considerar como echarle gasolina al fuego…

El abogado de María José, Antonio González Zapatero, le había aconsejado en su momento a María José Campanario que si quería acudir a los tribunales se abstuviera de hacer declaraciones a ningún tipo de medio. Lo cierto es que meses atrás, María José enviaba mensajes a través de las redes sociales, incluso salió en defensa de Andrea Janeiro, la hija de Belén Esteban, y hablaba con algunos periodistas como Jesús Manuel Ruiz, pero no lograba estar desconectada sobre lo que se habla o se dice de ella.

Ahora parece de nuevo enganchada a la adrenalina de los enfrentamientos y las demandas… Esperemos que no tenga consecuencias para María José, quien hace unas semanas reaparecía en Facebook con una nueva fotografía en la que la veíamos guapísima y muy recuperada.

El pasado verano, María José Campanario alarmó por su estado de salud y lo pasó muy mal debido a su dolencia.