El entrenador de la Selección Española de Fútbol, Luis Enrique, ha querido felicitar a su hija Sira tras proclamarse Campeona de España de saltos en la categoría jinete juvenil. Este es el mensaje que le dedicaba orgulloso.


Luis Enrique acaba de recibir la mejor de las noticias. Y no, no tiene nada que ver con su carrera profesional como Entrenador de la Selección Española de Fútbol. En esta ocasión, la felicidad viene del último logro que ha conseguido su hija Sira, que a sus 20 años se ha convertido en Campeona de España de saltos en la categoría de joven jinete.

Su padre no ha dudado en mostrar su felicidad y la ha felicitado a través de las redes sociales con un mensaje de lo más bonito: «Enhorabuena Sira!!! Campeona de España joven jinete 2020! Enhorabuena también a su entrenador Paco Goyoaga!». Junto al mensaje, Luis Enrique ha compartido una foto de su hija, posando con la banda del título que acababa de ganar y montada en el caballo. El técnico ha recibido numerosos mensajes felicitándolo por la gran noticia que ha recibido su hija y la familia.

Luis Enrique ha querido compartir varias fotos de su hija. Unas durante la competición y otras del después de ser proclamada ganadora. El campeonato se ha disputado en el centro ecuestre de Oliva Nova en Valencia y se ha celebrado durante cuatro días. Aunque la comunidad está blindada para controlar las entradas y salidas durante la Navidad, el campeonato se ha podido celebrar con normalidad, aunque con mucho menos aforo para cumplir con las medidas de seguridad.

La hija de Luis Enrique, campeona de España de saltos

© TWITTER LUISENRIQUE21.

Una buena noticia tras una época complicada

© TWITTER LUISENRIQUE21.

Sira posaba muy sonriente junto a la medalla de oro que la proclamaba como la vencedora. En el segundo puesto quedaba Nerea Garaygordobil y en el tercer puesto, Ignacio Astolfi, sobrino de Luis Astolfi. Esta gran noticia la recibe Sira apenas un año y cuatro meses después de que falleciera Xana, la hija pequeña del entrenador. Con tan solo nueve años, la pequeña fallecía a causa de un osteosarcoma.

La hija de Luis Enrique hablaba del duro momento que vivió con la pérdida de su hermana. «Lo que he vivido con mi hermana me ha hecho ver la vida de otra manera. Antes me agobiaba ante el mínimo problema. Ahora, en cambio, me paro a pensar que hay que vivir y disfrutar cada momento», explicaba en una entrevista a ‘Vanity Fair’.

Este duro golpe le ha servido para ver la vida de otra forma: «Voy a vivir la vida, por mí y por mi hermana», decía rotunda. Y ahora, un año y cuatro meses después de la muerte de su hermana, Sira dedica este premio a su hermana, con la que tenía una relación muy especial.

Un premio que seguramente dedica a su hermana, fallecida en 2019

© TWITTER ECUESTRE_ES.

En agosto se cumplió un año de su muerte

El pasado mes de agosto, Luis Enrique recordaba a su hija públicamente un año después de su muerte. La pequeña moría el 29 de agosto a los nueve años de cáncer óseo. Siempre discreto en cuestiones personales, el entrenador quiso recordar el día con un sencillo detalle, que compartía a través de su cuenta de Twitter.

Una estrella arropada por dos corazones en color azul. Este era el emotivo mensaje del seleccionador nacional en sus redes sociales. Muchos amigos le quisieron contestar con palabras de ánimo, entre ellos, Carles Puyol, quien también utilizaba el emoticono de un corazón para decir a la familia que la quería.

© Twitter.

Luis Enrique compartió el mensaje más difícil

La muerte de Xana, la pequeña de sus tres hijos, supuso un antes y un después en la vida del exfutbolista, de su mujer y de sus hijos. «Nuestra hija Xana ha fallecido esta tarde a la edad de 9 años, después de luchar durante cinco intensos meses contra un osteosarcoma. Damos las gracias por todas las muestras de cariño recibidas durante estos meses y agradecemos la discreción y comprensión», afirmaba en su cuenta de Twitter el año pasado.

La estrella que guía su vida

«Te echaremos mucho de menos, pero te recordaremos cada día de nuestras vidas con la esperanza de que en un futuro nos volveremos a encontrar. Serás la estrella que guíe a nuestra familia», concluyó entonces su mensaje de despedida. Esta vez también,hacía alusión a esa estrella que continúa siempre presente en su firmamento.

El técnico, casado desde 1997 con Elena Cullel, es padre de otros dos hijos, Pacho, de 22 años, muy aficionado también al deporte, y Sira, que acaba de recibir una gran noticia después de tantos años de trabajo en el mundo del caballo. Ella misma comentaba hace un tiempo que su afición se había convertido en una gran ayuda para superar la muerte de su hermana.